Anteriormente hemos visto sistemas parecidos que detectan la conducta del conductor mediante la monitorización de los movimientos del volante, también asientos o diseño de interiores que procuran evitar ciertos comportamientos.

La seguridad ante todo, y más cuando nos enfrentamos a uno de los mayores peligros de la carretera como es la somnolencia.  La firma de ingeniería alemana Hoffman & Krippner, en colaboración con Guttersberg Consulting, ha diseñado una alternativa a la detección de la somnolencia mientras conducimos mediante unos sensores mejorados que se colocan en el volante y analiza la fatiga.

Durante la conducción, uno siempre debe estar alerta y cuando estamos en esta situación, la presión que ejercemos con nuestras manos sobre el volante es alta. Sin embargo, si estamos despistados o cansados, nuestras manos se relajan y los movimientos que hagamos serán más lentos.

El sistema de sensores desarrollado por Guttersberg Consulting funciona por medio de una sensible franja de sensores situados debajo del material del volante. Estos sensores se llaman Sensofoil y se componen de finas capas de material de aluminio por el que circulan pequeñas cargas eléctricas.

Tired driver

Cuando el conductor hace presión sobre el volante, las capas de los sensores se tocan entre si y un contacto entre las cargas eléctricas. En el interior, un microprocesador va registrando todos los datos para convertirlos en un patrón de conducción del usuario.

En caso de que existen variaciones en los datos, por ejemplo que el conductor esté muy casado, cerca de dormirse o se desvíe del carril, el volante inteligente avisará al usuario para que se despierte, se pare o descanse por un tiempo determinado.

Según sus creadores, este volante inteligente cuenta con avances significativos con una mayor sensibilidad de detección de la somnolencia que otros desarrolladores. Este volante inteligente detecta de manera rápida y mejor la somnolencia hasta los dedos sucios, con sudor, con cambios de temperatura y hasta con los guantes puestos.

Todavía queda mucho para ver este volante inteligente instalados de serie en los coches y su comercialización en masa. Irán apareciendo, como es de costumbre, en coches de gama alta. Mientras tanto, seguirán desarrollando y mejorando el dispositivo para que llegue a los coches del futuro con la mayor precisión. El objetivo de estos avances en los coches no es otro que aumentar la seguridad y evitar más muertes en carretera.

Aquí te dejamos un vídeo de los creadores del volante inteligente que muestra cómo funcionan los sensores durante la conducción:

Fuente: Hoffman & Krippner, Guttersberg Consulting

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta