Goldcar, compañía líder en el mercado de alquiler de coches, ha hecho públicos los partes de asistencia más extraños sucedidos en España durante el 2015. De los 6.900 informes que gestionó en ese período, el 51% requirió el desplazamiento de la grúa. El equipo de incidencias y asistencia en carretera cuenta con 10 especialistas para garantizar la disponibilidad del servicio las 24 horas, los 7 días de la semana, pero ¿cuál es la sorpresa de este departamento de Goldcar cuando reciben llamadas de este tipo?

Vayamos uno por uno que los casos tienen enjundia. Una pareja alquila un coche y tras localizar un lugar romántico junto a la orilla de una playa de Málaga, estupendo para dar rienda suelta a su amor, ¡zas! la arena decide quedarse con el coche. Y es que ante la imposibilidad de sacar el vehículo con una grúa, Goldcar tuvo que recurrir a un sistema de rescate que implicó la ayuda de un tractor de cargas de gran tonelaje y la intervención de la Guardia Civil.

Otro cliente no supo explicar cómo había llegado su coche alquilado hasta la copa de un árbol. El conductor en cuestión se descolgó por el árbol para llamar al servicio de asistencia de Goldcar, quienes tuvieron que llamar a servicios especializados de Mallorca así como al uso de una pluma para poder recuperar su vehículo.

coche en el mar

Tampoco fue fácil el rescate de un automóvil que terminó en el fondo del puerto de Málaga, dónde fue necesario recurrir hasta a un equipo de buzos. El mar y este caso en concreto son los protagonistas indiscutibles de las llamadas ya que con las prisas muchos usuarios se lanzan a darse un chapuzón refrescante con las llaves en el bolsillo.

Por otra parte, este servicio tuvo que gestionar los típicos despistes tras una larga noche de fiesta en la que no encuentras el automóvil. Sin embargo, en el terreno de los despistes y las equivocaciones encontramos dos casos especialmente curiosos. El primero se trata de un conductor de la localidad alicantina de Torrevieja que solicitó una grúa porque el coche no arrancaba. Cuando llegaron los profesionales comprobaron la matrícula y se dieron cuenta de que este cliente estaba tratando de arrancar (se ve que no tenía al lado a Luis Moya) el mismo modelo de coche pero no el que el que le había prestado Goldcar.

diesel combustible

El segundo caso que ofrecen las estadísticas es el del combustible erróneo. Y es que según ha comprado la compañía cada dos días un conductor se equivocaba repostando al seleccionar mal el tipo de carburante.

“La mayoría de las peticiones de asistencia que recibimos corresponden a incidencias que tienen que ver con accidentes ligados a la conducción, errores al cargar combustible, pérdida o daño de llaves o pequeños problemas técnicos del vehículo. La cantidad y variedad de situaciones diferentes con las que nos encontramos cada día en el departamento de asistencia al cliente son enormes. Podemos confirmar, sin temor a equivocarnos, que la realidad supera muchas veces la ficción”, explica Tonica Safont, directora de recursos humanos y servicio al cliente de Goldcar.

gatos-viajar-mareos

La compañía cuenta con más de 80 oficinas y una flota que supera los 50.000 vehículos por lo que la siempre hay lugar para los casos más extraños. Porque ¿quién no se ha encontrado con una camada de gatos recién nacidos? Lo complicado ya viene cuando invaden el motor de tu coche de alquiler durante horas, suceso que también recoge uno de los partes de Goldcar.

Fuente: Goldcar

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta