Lo conocimos hace algunos meses, pero en realidad la puesta de largo del Opel Astra 2015 será en el Salón de Frankfurt, que arranca el 17 de septiembre. Se trata de un lanzamiento muy importante para la marca, como el de cualquiera que lanza un coche compacto en Europa, el segmento más demandado del mercado. Opel ha querido rendir homenaje, aprovechando la llegada del nuevo modelo, para recordar a los compactos de los que han vendido más de 24 millones de unidades, el Astra y su predecesor, el Kadett.

Y es que la llegada al mercado del Opel Astra coinciden con el medio siglo del lanzamiento del Opel Kadett B, presentado entonces como Das Auto, un apelativo que hoy todos vinculamos con el rey del mercado europeo, el Volkswagen Golf. Por eso viene ni que pintado conocer la evolución de las once generaciones de los compactos de Opel a lo largo de casi ocho décadas:

Opel Kadett 1. 1936-1940

Opel Kadett 1

La prensa no daba crédito. “Según confirman las primeras pruebas, el Kadett no es un vehículo común en este rango de precios”, decía el diario Braunschweiger Tagezzeitung el 5 de diciembre de 1936 sobre el primer Opel Kadett. Consiguieron que fuese tan asequible aprovechando desarrollos anteriores: Su chasis, con suspensión delantera independiente Dubonnet y trasera con ballesta, provenía del Opel Olympia original (1935-1940). Contaba con un motor de cuatro cilindros con bloque de fundición heredado del Opel P4 (1935-1937) de 1.073 cc y que rendía 23 CV le hacían coquetear con los 100 km/h.

Fue todo un éxito ya que  costaba 2.100 marcos en una Alemania donde el salario medio anual era de 1.783 marcos. Fabricado en Rüsselsheim, una de las plantas de fabricación de automóviles más avanzadas de Europa, se fabricaron entre 1936 y 1940 más de 100.000 unidades de este cuatro plazas, que estaba disponible con carrocerías sedán o descapotable.

Opel Kadett A. 1962-1965

Opel Kadett A 1962

En pleno milagro económico alemán tras la Segunda Guerra Mundial, el objetivo es motorizar a las masas. El “coche del pueblo” era el Volkswagen Beetle y el Opel Kadett se metía con él en la publicidad asegurando que “Nunca olerá a gasolina en el maletero”. Se debía a que el Kadett montaba el tapón de llenado del combustible en el exterior.. para alimentar a un motor de 993 cc y 40 CV que contaba con un circuito de refrigeración por agua.

Se trataba de un coche práctico, con un gran maletero y un amplio habitáculo para cuatro pasajeros, además de costes de mantenimiento. Este tres volúmenes (desde marzo de 1963 también existió un Kadett Caravan) y dos puertas, con unas líeas que supieron combinar lo sobrio y lo moderno, fue todo un éxito. Entre los 1962 y 1965 se fabricaron 650.000 unidades. Como resúmían los publicistas de la marca: “El Opel Kadett en resumen: Ok”.

Opel Kadett B. 1965 – 1973

Opel Kadett B 1965

En 1965 una nueva generación reemplazó al primer modelo. El Opel Kadett B ya superaba (por poco) los cuatro metros de longitud y su diseño se inspira en la parte trasera de los fastback de Estados Unidos.

Pero además de largo, era potente. Los cuatro cilindros del motor de 1.078 cc aumentaron su diámetro y rendía 45 CV y había disponible una versión de alta compresión del motor 1.1 S que llegaba a entregar 55 CV. El Kadett fue un éxito inmediato, con más de 2,6 millones de unidades producidos entre septiembre de 1965 y julio de 1973, con más de la mitad de la producción exportada a 120 países.

Opel Kadett C. 1973 – 1979

Millionaire: The Kadett C, the last Opel in the compact class with rear-wheel drive, was produced 1.6 million time from August 1973 until July 1979.

La gama del Opel Kadett C diversificó sus carrocerías: un pequeño coche familiar, un elegante segundo coche con un práctico portón trasero o un coupé deportivo. En total se fabricaron más de 1,7 millones de unidades entre 1973 y 1979.

Fue el último Opel compacto de tracción trasera y, como decía la revista  Auto motor und sport, “no sólo se comporta extremadamente bien, también tiene un diseño muy consistente y está muy bien hecho”. Su versión más buscada, el Kadett GT/E presentado en el Salón de Frankfurt de 1975. Su motor 1.9 litros con inyección Bosch L-Jetronic ofrecía 105 CV y propulsaba los escasos 900 kilos del modelo hasta una velocidad máxima de 184 km/h.

Opel Kadett D. 1979 – 1984

Opel Kadett D 1979

La cuarta generación de Kadett inició la era de los tracción delantera en Opel. Gracias a ello, a pesar de ser más pequeño que el anterior (3.998 mm, 126 menos que su predecesor), contaba con un habitáculo más largo y ganó mucho espacio interior. También contaba con barra de torsión en la suspensión trasera y el nuevo motor OHC de 1.3 litros que entregaba 60 o 75 CV.

Las versiones de carrocería se redujeron, en el hatchback de dos volúmenes y un espacioso station wagon con un volumen de carga de hasta 1.425 litros. La guinda llegó en enero de 1983, con el Kadett GT/E, que equipado con un motor de cuatro cilindros y 1.8 litros que rendía 115 CV alcanzaba 187 km/h de velocidad máxima y tenía un chasis rebajado más rígido, nuevos amortiguadores para la dirección y discos de freno delanteros ventilados. En total, entre 1979 y 1984 se fabricaron 2,1 millones de Kadett D.

Opel Kadett E. 1984 – 1991

Sporty: GTE was replaced by GSI in the Kadett E which, starting in 1986, initially had a two-liter engine with a regulated catalytic converter and 116 hp and later possessed four-valve technology and 150 hp.

Este Kadett de tracción delantera, fabricado entre 1984 y 1991, fue elegido Car of the Year 1984, pero seguro que en Opel gustaron más sus cifras de ventas: 3.779.289 unidades, el modelo de la marca más vendido hasta entonces.

Destacaba por de la aerodinámica, con un un coeficiente aerodinámico de 0,32 Cx, tras pasar  1.200 horas en el túnel de viento (0,39 Cx el anterior Kadett, ya de los mejores de su clase). Y de todas las versiones, la más llamativa era el Kadett GSi, con un Cx de 0,30 que lo convertían en el dos volúmenes más aerodinámico del mundo. Conquistó al público de inmediato, que compraron 625.000 unidades en toda Europa en 1987, año en que llegó la versión de 16 válvulas con 150 CV. También contaba con carrocería familiar station wagon y en el otoño de 1985 regresó a la gama laa versión tres volúmenes, la primera desde el Kadett C.

Opel Astra F. 1991 – 1997

Opel Astra F 1991

El sucesor del Kadett asumió el nombre de su hermano de Reino Unido (la cuarta generación del Kadett se había vendido allí como Vauxhall Astra desde 1980). Podía parecer una maniobra arriesgada, pero las cifras de ventas, con 4,13 millones de Astra F fabricados entre 1991 y 1997 demuestra que fue un éxito (el Opel más vendido de la historia).

El Opel Astra F combinó un moderno diseño con un mayor espacio interior, mejor confort y, sobre todo, más seguridad. Todas las versiones tenían el sistema activo de cinturones de seguridad delanteros con pretensores, regulación de los cinturones en altura y rampas anti hundimiento en los asientos, así como protección lateral incluyendo barras dobles de refuerzo en las puertas. También, por vez primera, todos los motores venían equipados de catalizador.

Opel Astra G. 1998 – 2004

Silver streak: The most popular body styles of the Opel Astra G – station wagon, notchback, five and three-door hatchback (from back to front).

En la primavera de 1998, el Astra llegó al mercado con carrocerías de tres puertas, de cinco puertas y station wagon. El sedán de tres volúmenes, el coupé y el cabrio se añadieron a la gama algo más tarde.

Con una batalla diez centímetros más larga, ganó espacio interior, sobre todo en las plazas traseras y maletero, de 370 litros. Mejoró mucho en el apartado de seguridad, gracias a un aumento enorme de la rigidez torsional. Su carrocería completamente galvanizada mejoró también que se vendiese mejor como usado.

Opel Astra H. 2004 – 2009

Opel Astra H 2004

Con una gama de doce motores, desde los 90 a los 240 CV y siete versiones de carrocería, la gama de modelos del Astra H, del que se vendieron 2,7 millones de unidades, destacaba por su diseño moderno y mejoras técnicas como el chasis adaptativo IDSPlus con control continuo de la amortiguación (CDC) o el sistema de iluminación adaptativa (AFL) con luz dinámica de curva. La guinda se la puso Euro NCAP, que le dio la máxima calificación de cinco estrellas en la protección a pasajeros adultos y fue considerado uno de los coches más seguros del segmento C.

Opel Astra J. 2009 – 2015

Opel Astra J

El Opel Astra J adoptó la nueva filosofía de diseño de la marca y subió un peldaño más en tecnología, con sistemas como el sistema de cámara frontal Opel Eye o el sistema AFL+. También hay mejoras en la ergonomía, con los asientos AGR, y en el chasis, que se puede equipar con la tecnología FlexRide adaptativa, así como en el eje trasero con timonería de Watt.

Opel Astra K. 2015 –

Opel Astra 2016 03

El Opel Astra K que llegará al mercado en breve (desde este mes de septiembre pueden hacerse pedidos) supera una de las pruebas pendientes de la anterior generación: la báscula. Pesa hasta 200 kg menos y cuenta con una gama de motores más eficientes.

Entre ellos, un tricilíndrico de un litro que rinde 105 CV o el 1.4 ECOTEC.  Incluye también mejoras en la tecnología de iluminación (con el sistema matricial adaptativo IntelliLux LED) y de asistencia al conductor, con el asistente de reconocimiento de señales de tráfico, el asistente de mantenimiento de carril, alerta de colisión frontal y el frenado de emergencia por colisión inminente.

Fuente: Opel
Galería de fotos:

Ver galeria (11 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta