La empresa Adhorna, especializada en prefabricados de hormigón y Poliéster Reforzado con Fibra de Vidrio (P.R.F.V: el material del que hablaremos a continuación), ha desarrollado columnas de alumbrado frangibles que suponen un gran avance en lo que a la seguridad pasiva se refiere. Esto significa que en caso de impacto, la farola será flexible y tendrá una mayor capacidad de quebrarse o partirse, minimizando los daños ocasionados al vehículo y sobre todo, a los ocupantes.

Esta gama de columnas ahorra también la colocación de barreras de protección. Según la empresa, cumplen la normativa europea y ya han sido instaladas en varios ayuntamientos españoles. Están fabricadas con composite, un material muy resistente constituido por fibras de vidrio, de carbono, de boro o de cerámica y además aisladas para evitar cortocircuitos. Tal y como se puede ver en el vídeo, el daño que sufre el vehículo es mucho menor que con una farola tradicional, ya que esta se parte tras el impacto.

¿Qué comprende la seguridad pasiva?

Los fabricantes de coches hacen cada vez sistemas más seguros y la ciencia trabaja sin descanso para que en un futuro no tengamos ni que reaccionar a un impacto, ya que el vehículo lo hará por nosotros. Hoy por hoy, los elementos tradicionales que contribuyen a aumentar la estabilidad y eficacia del coche en marcha, o lo que se denomina seguridad activa, lo componen el sistema de frenado, el de dirección, suspensión, los neumáticos y su adherencia al suelo, la iluminación y los sistemas de control de estabilidad. Pero las farolas flexibles protagonistas de nuestra información no forman parte de este grupo.

Dentro de la seguridad pasiva se encuentran los elementos que reducen al mínimo los daños que se pueden producir cuando el accidente es inevitable, tal y como explica el Comisariado Europeo del Automóvil. Y son: los cinturones de seguridad, los airbags, el chasis y la carrocería, los cristales y los a veces olvidados reposacabezas.

Su correcta colocación es fundamental para evitar daños en la columna y el cuello en caso de colisión, no lo olvidéis. Además, las farolas flexibles y otros equipamientos de carretera como señales, semáforos o carteles están empezando a incluir en sus estructuras elementos cortantes y materiales más elásticos que eviten los devastadores daños de un accidente en carretera, por lo que añaden un importante plus a la seguridad vial.

Fuente: Adhorna, CEA
Imagen destacada: Film District.

1 COMENTARIO

Deja una respuesta