Hace nada menos que 60 años se presentaba al público en el Salón de Ginebra 1956, el Ferrari 250 GT Boano. Fue una de las obras maestra del diseñador Mario Felice Boano, que poco antes había dejado su empleo en Ghia, la carrocera turinesa que el propio Boano había adquirido en 1944, tras la muerte de Giacinto Ghia, su fundador. Y no era mal carrocero, ya que había trabajado con referentes como Giovanni Savonuzzi o Virgil Exner y contribuido a diseñar algunos hitos como el Fiat Supersonic, el Lancia Aurelia GT, y varios notables Alfa Romeo.

Carrozzería Bonano se fundó en 1956, con el hijo de Mario como codirector. Amigo de Enzo Ferrari tras su paso por Ghia, se hicieron pronto con un contrato para construir, sobre la base del Ferrari 250 GT Cabrio. Ese mismo año presentaban el prototipo en Ginebra (con un diseño parecido al 410 Super America de Ghia) junto con un coupé creado por Pininfarina.

Ferrari 250GT Boano 1957 02

Ferrari 250GT Boano 1957 03
Ferrari 250GT Boano 1957 13

Cosas del destino, los papeles de estos dos carroceros se intercambiaron a la hora de realizar la producción en serie, ya que Pininfarina asumió crear las carrocerías para los nuevos Ferrari 250 GT Pininfarina mientras que Boano (debido a los retrasos que Pininfarina acumulaba en su planta), trabajaría en los coupé sustitutos del Ferrari 250 Europa GT, el primer vehículo que montó el célebre motor V12 Colombo, con 220 CV de potencia. Estos Ferrari 250 GT Boano, de los que se fabricaron unas 88 unidades hasta finales de 1957, replicaba en esencia el diseño original de Pininfarina, si bien ahora la línea de cintura era más recta, y sin adornos.

El Ferrari 250 GT Boano, realizado en la fábrica de Brescia, es también un modelo muy importante. Si el Ferrari 166 está considerado como el primer GT creado por Enzo, al que siguieron el 195 Inter y el 212 Inter, todas las fuentes indican que este fue el primer Ferrari fabricado en serie.  Tambén porque su bajo techo y la luneta trasera redondeada sirvieron de inspiración a futuros modelos. Y contaba con detalles espectaculares únicos, como los increíbles faros antiniebla guapo ubicados dentro de la parrilla… una característica que ya perdió el Ferrari 250 GT Ellena que lo reemplazó… hasta que Pininfarina se hizo cargo por completo de la producción del coupé.

Ferrari 250GT Boano 1957 interior 05

 

Como ves, el Ferrari 250 GT Boano es uno de esos modelos clave en la historia de Ferrari, caracterizado por su exquisita carrocería hecha a mano y que es una carne de coleccionista. Sobre todo si, como esta unidad, era una de la escasa docena con su cuerpo realizado en aleación ligera.  Con el número de chasis 0609-GT, se dice que  fue la 52 de las 88 fabricadas. En un perfecto estado, gracias a la meticulosa restauración efectuada en 2013, pudimos verla en la pasada subasta de Scottsdale (Arizona), celebrada en enero de este año.

Allí calculaban venderla por una cantidad entre 1,3 y 1,6 millones de euros… pero desconocemos si la venta llegó a efectuarse. EL caso es que acabamos de dar con una página de un exclusivo concesionario de Charlotee (USA), donde han colgado hace bien poco el cartel de “vendido” a esta misma unidad por casi 2 millones de dólares (1.998.100 $, 1.765.000 euros). Si alguien lo compró y lo ha revendido, además de demostrar que los grandes inversores han echado el ojo a este mercado, creando una burbuja del coche clásico, ha hecho un gran negocio en apenas tres meses.

Ferrari 250GT Boano 1957 motor

Eso sí, no podrá disfrutar de este Ferrari 250 GT Boano con carrocería de aluminio pintado en dos colores, balnco y rojo, tono este último que replica en su interior, pero, sobre todo del potente V12 que se encuentra bajo el capó. Cuentan que Enzo Ferrari siempre había admirado los V12 de Packard, Auto Union y Alfa Romeo, de ahí que siempre quisiera montar un motor así en sus bellos envoltorios. Diseñado por Gioacchino Colombo, un ex empleado de Alfa Romeo como él, este motor de 2.953cc Tipo 112,encajaba perfectamente para la nueva clase tres litros del Tour de France.

Es una mecánica que destaca por su resistencia, pues muy rara vez se rompe durante la conducción extrema. El V12 en 0609 GT, que ha sido restaurado delicadamente, utiliza tres carburadores Weber 36DLC y un bloque de aleación de aluminio, enviando sus 240 CV de potencia a laas ruedas traseras mediante una transmisión manual de 4 velocidades.

Fuente: Bonhams, RK Motors Charlotte
Galería de Fotos:

Ver galeria (21 fotos)

 

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta