Situémonos. Enero de 1951. Este Ferrari 340 America Barchetta comienza a fabricarse. Durante todo el invierno se monta el eje transversal y es en abril, ya en primavera, cuando se completa el montaje del motor. No es hasta el 2 de mayo cuando se prueba la mecánica en el banco de potencia. El resultado no puede ser más esperanzador: 317,76 CV a 6.500 rpm y 426,6 Nm a 4.000 rpm. Solo faltaba montar el motor en el chasis y, de este modo, el 7 de mayo salía de fábrica listo a buscar su carrocería barchetta, realizada por Carrozzeria Touring. El 14 de junio el coche regresaba a Ferrari para ser probado.

Esta secuencia de los hechos es para que veas que antes la fabricación de un coche como este podía durar medio año. Eso sí, se vendía muy rápido. Este tardó apenas dos días en llegar a su primer propietario, el parisino Pierre Louis-Dreyfus. Era un héroe de la Segunda Guerra Mundial que había volado en 81 misiones de bombardeo, para luego hacerse millonario con su empresa familiar, el Grupo Louis-Dreyfus. Pasaba su tiempo libre como piloto de carreras y competía a menudo con el alias de Helde. No se le daba mal. Pierre Louis-Dreyfus competía habitualmente en las 24 Horas de Le Mans. Participó por primera vez en 1931, al volante de un Bugatti Type 43 y llegó a ser segundo en 1935, pilotando un Alfa Romeo 8C 2300 (uno de los mejores coches de la historia de Le Mans).

Ferrari 340 America Barchetta by Touring 1951 03

Ferrari 340 America Barchetta by Touring 1951 10
Ferrari 340 America Barchetta by Touring 1951 11

Las 24 Horas de Le Mans de 1951 los días 23 y 24 de junio, justo una semana después de Sr. Louis-Dreyfus recibiese su flamante Ferrari 340 America Barchetta by Touring. Bajo la carrocería se encontraba un motor V12 de 4,1 litros de cubicaje con tres tres carburadores Weber que rendía, como decíamos, 317 CV. Se acoplaba a una transmisión manual de cinco velocidades y tenía una suspensión delantera independiente con muelle de ballesta transversal, con un eje rígido trasero con ballestas semi-elípticas. Frenos de tambor en las cuatro ruedas era los encargados de detenerlo.

Ese año había nada menos que nueve Ferrari en la parrilla de salida, cuatro de ellos 340 América, uno de los favoritos sin duda, ya que se especulaba que podrían alcanzar en la recta de Mulsanne 240 km/h. Nuestro protagonista de hoy tenía además unos pilotos de postín. Además de Pierre Louis-Dreyfus,lo pilotó nada menos que Louis Chiron, toda una leyenda con Buggatti (sí, el que da nombre al Bugatti Chiron), en el equipo de Luigi Chinetti (un piloto italiano e importador de joyas de Ferrari como esta o esta a EE.UU.).

Le Mans 1951
Le Mans 1951

A las 16:00 del día 23 de junio arrancaron los 60 participantes. Chiron se vio a las primeras de cambio envuelto en una lucha con otro 340 America, el pilotado por Eddie Hall, y debió ser impresionante, ya que no advirtió las señas que le hacían desde boxes… y se quedó sin gasolina. Un mecánico acudió al lugar donde estaba con una lata de combustible y pudo retornar a boxes… pero les pillaron. Así, el coche quedó descalificado en la vuelta 29, cuando estaba marcando un gran ritmo.

Al año siguiente, Dreyfus volvió a sacarse la espina, compartiendo tareas de conducción con René Dreyfus (sin relación con el propietario) y de nuevo en el equipo de Chinetti. El Ferrari 340 America Barchetta by Touring había ganado unas tomas de aire tras las puertas, para mejorar la ventilación de los frenos traseros de tambor. Clasificado 15º, mejoró una posición en las primeras vueltas pero debido a problemas con el embrague, tuvo que retirarse tras cinco horas.

Ferrari 340 America Barchetta by Touring 1951 interior 1

Tras pasar por diferentes propietarios, en 1964 acabó en manos del famoso coleccionista de Ferrari Pierre Bardinon por su impecable colección Mas du Clos, que llevó a cabo una cuidadosa restauración. Allí pasó diez años y más tarde continuó cambiando de conductor, dejándose ver en numerosos eventos de la marca y compitiendo hasta cinco ocasiones en la Mille Miglia.

Tras una restauración, el Ferrari 340 America Barchetta by Touring con número de chasis 0116 ha vuelto a su configuración original de le Mans 1951… para ser subastado.  Por este ejemplo de los primeros Ferrari de competición, en un estado de conservación envidiable, han pagado nada menos que 7.280.000 euros. Es el precio del pedigree que sólo da Le Mans.

Fuente: RM Sotheby´s
Galería de fotos: Tim Scott, cortesía de RM Sotheby’s y Geoffrey Goddard Collection

Ver galeria (29 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta