Hace ya tiempo que el Ferrari 458 Italia fue sustituido por el 488 GTB. Pero eso no es impedimento para que, si dispones del dinero suficiente, puedas encargar al centro de diseño de la marca, el Centro Stile Ferrari, un modelo único, un one off que, tomando la base del superdeportivo, el Ferrari 458 MM Speciale, basado en el espectacular Ferrari 458 Speciale, llevado a una nueva dimensión.

El Ferrari 458 MM Speciale ha sido creado para un cliente británico, que ha querido mejorar aún más la aerodinámica del modelo. La línea del techo varía mucho respecto al modelo del que parte, pues la forma de la visera cambia y el pilar A se ha pintado en negro, para que se fusionen parabrisas y ventanillas, un detalle que ya utilizó Pininfarina en el Ferrari 288 GTO de 1984.

Ferrari 458 MM Speciale lateral

Ferrari 458 MM Speciale frontal
Ferrari 458 MM Speciale trasera

La carrocería del 458 MM Speciale es completamente nueva. Ha sido realizada completamente en aluminio salvo los parachoques, en los que se ha empleado el carbono. Y aunque los Ferrari siempre suelen estar pintados en rojo, hemos de reconocer que el color blanco Bianco Italia tricapa le sienta fenomenal… La bandera tricolor italiana que cruza el morro y llega hasta la zaga es un detalle realmente fabuloso.

Hay también mejoras aerodinámicas. La más notoria es la toma de aire del lateral de la carrocería, justo tras las puertas, que recuerdan a las del nuevo Ferrari 488 GTB, que las necesita para refrigerar mejor su motor turbo y aquí se hacían necesarias para compensar la diferente inclinación de la parte trasera, revisada por completo. Las llantas también son específicas para este Ferrari 458 MM Speciale único.

Presentado en el circuito de Fiorano, donde Dario Benuzzi, uno de los probadores históricos de la marca, estaba presente, la marca nos cuenta que el habitáculo está tapizado en piel color chocolate, en contraste con costuras blancas e inserciones en carbono.

Fuente: Ferrari
Galería de fotos:

Ver galeria (4 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta