El Ferrari F50 es uno de los deportivos más extremos que haya habido en la marca italiana junto con el Ferrari F40. Es un modelo muy limitado que fue comercializado entre 1995 y 1997, un roadster biplaza con motor de Fórmula 1 pero matriculado para rodar en carretera abierta. Dentro de poco en Amelia Island se subastará un ejemplar de F50, que además tendrá otro atractivo para algunos aficionados: perteneció a Mike Tyson.

El boxeador estado tuvo en sus manos esta reliquia que se trata de la unidad número 73 de las 349 que se hicieron. Además se trata de uno de los únicos 50 que llegaron a Estados Unidos. Este F50 fue comprado por Tyson con el que estuvo varios años y recorrió casi 7.900 kilómetros. Después pasó a manos de Kevin Markus, quién apenas le dio uso, y más tarde a un entusiasta de la marca que se encargó de actualizar su electrónica y otros aspectos.

Ferrari F50 Mike Tyson

El entre 2010 y 2011 se hicieron otros trabajos en el motor para mantenerlo en perfectas condiciones, incluyendo un mantenimiento anual que ha continuado hasta el día de hoy. El Ferrari F50 ahora cuenta con 9.164 kilómetros en el odómetro y aseguran que su estado de conservación es óptimo. Viene con los manuales originales, el kit de herramientas que venía con el coche, las dos capotas (rígida y de lona) e incluso con un certificado de originalidad de Ferrari Classiche.

Este modelo será subastado por RM Sotheby’s en marzo en Amelia Island y se espera que alcance un precio de venta de entre 2,2 y 2,4 millones de dólares (entre 2,07 y 2,26 millones de euros). Quien lo compre se llevará a casa un vehículo con motor V12 atmosférico de 4.7 litros derivado de los F1 de 1990. Desarrolla 520 CV y sube hasta las 8.000 vueltas, siendo capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 325 km/h.

Fuente – RM Sotheby’s

Galería de fotos:

Ver galeria (30 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta