Ferrari es gama alta, diseño, tecnología a la última… Y a partir de 2019, será también fabricante de coches híbridos. Hasta la fecha, la compañía se había resistido a ello, pero la creciente normativa anticontaminación choca de manera frontal con la cantidad de coches que pretenden vender. Para reducir emisiones, Ferrari se decanta por los coches híbridos.

La cuestión es que Ferrari no desea eliminar los coches de gasolina de su catálogo. Pero quieren colocar 9.000 coches en el 2019, por lo que para ceñirse a la legislación pero no dar de lado su imagen, no pueden decantarse por coches eléctricos. Aquí es donde entran los modelos híbridos o los motores turbo. No deja de ser esquivar un problema gordo con un pequeño paso a un lado.

Ferrari

Para los conductores supondrá también un menor pago del impuesto de matriculación, por lo que debería ser recibido con buenos ojos. La fecha clave parece ser 2025. Es el año al que Ferrari apunta para estar vendiendo 10.000 coches anuales. Es también cuando se prevé que los coches híbridos sean accesibles para todos.

Cada vez más, los fabricantes toman conciencia de la contaminación que causan. No las suficientes, como demostró el Dieselgate de Volkswagen. Los últimos estudios demuestran que queda mucho camino por recorrer, pero otras empresas, como Toyota, han apostado por la hibridación de su gama desde hace muchos años. Igualmente, los países de todo el mundo aplican sus propias medidas. Los esfuerzos de Ferrari son uno más entre muchos. Queda por ver hasta dónde llegarán.

Fuente: Autoweek

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta