Será en el Salón de Ginebra donde conozcamos al Ford Fiesta ST 2018, que llegará al mercado a principios del próximo año para convertirse en la versión más prestacional del Ford Fiesta 2017. Estará disponible en tres o cinco puertas.

El sustituto del Ford Fiesta ST 2013 alcanza los 200 CV de potencia del Ford Fiesta ST200 que conocimos el pasado verano y lo hace con una configuración mecánica inédita en el segmento de los utilitarios de corte deportivo. Mientras que algunos de sus rivales, como los Volkswagen Polo GTI y Seat Ibiza Cupra optaron por aumentar cilindrada (1.8 que entrega 192 CV), en Ford llevan su apuesta por las mecánicas pequeñas un paso más allá.

El motor que mueve a este pequeño diablo es un EcoBoost de nuevo desarrollo, un bloque de tres cilindros de 1.5 litros sobrealimentado por turbo que rinde 200 CV y 260 Nm. El dato de aceleración es muy bueno, ya que es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos, con lo que mejora en 0,2 segundos al actual Fiesta ST.

Más sorprendente es que cuente con desconexión de cilindros. A bajas cargas, de desactiva uno de ellos, que puede volver a moverse en apenas 14 milisegundos si se vuelve a demandar potencia. Gracias a ello (y a su colector de escape integrado para minimizar el trayecto de los gases de escape hacia el turbo, inyección directa e indirecta o la distribución variable este utilitario anuncia unas emisiones de CO2 de 114 g/km, según la norma NEDC, lo que lo dejaría exento del pago del Impuesto de matriculación… y es de preveer por ello que su precio sea mucho menor que el de alternativas de potencia similar.

Se anuncian también tres modos de conducción Normal, Sport y Track mode que varían la respuesta del motor al acelerador, la dureza de la dirección (más comunicativa cuanto más deportivo es el modo de conducción), el grado de intervención del control de estabilidad y el sonido del escape (cuenta con un sistema de mejora electrónica del mismo). También podrá elgirse tres niveles de actuación del control de estabilidad ESC, que se desconecta por completo en el modo Track.

Por lo demás, en el apartado estético cuenta con las novedades del resto de la gama, que como recordarás tendrá cuatro variantes muy diferenciadas estéticamente. Este Ford ST 2018 se parece (quizá demasiado) al ST-Line, con un paragolpes y la parrilla de nido de abeja en el frontal, donde vemos unas ópticas con una firma LED característica.

En la zaga, el alerón,  un difusor o la doble salida de escape le da algo de personalidad, además del logo ST… y el color azul de los lanzamientos de la gama más deportiva de los del óvalo, más oscuro que el que luce el Ford Focus RS. Las llantas específicas completan las diferencias respecto a otras versiones sin tanto “pedigrí”.

El interior sí apuesta decididamente por la deportividad, con asientos deportivos Recaro de cuero y Alcantara, muy similares a los que monta el Fous ST, el volante deportivo específico y nuevas molduras en torno al salpicadero que imita fibra de carbono. El resultado es una atmósfera rácing bastante conseguida.

El salpicadero es idénttico al nuevo Ford Fiesta con una pantalla en en la que destaca el sistema de infoentretenimiento SYNC3, navegador, conectividad vía Android Auto y Apple CarPlay. Un equipo B&O Play Sound System estará disponible en el apartado de opcionales.

Fuente: Ford
Galería de fotos:

Ver galeria (22 fotos)

2 COMENTARIOS

Deja una respuesta