Todavía sin tiempo para digerir como es debido la llegada de uno de los mitos norteamericanos a las carreteras europeas (yo me sigo sobresaltando al cruzarme con un Ford Mustang 2014), desde el otro lado del charco llevan las primeras informaciones y datos del Ford Mustang 2018. Se trata de una actualización estética del modelo que está actualmente a la venta y que los norteamericanos podrán disfrutar ya a partir del próximo otoño.

En el apartado estético, el nuevo Ford Mustang gna en agresividad, con un diseño mucho más dinámico que el actual. El capó es más bajo y cuenta con nuevas tomas de aire, que se unen a las laterales, que varían su ubicación. Cambian también las ópticas delanteras, ahora más estrechas y estilizadas y se adopta un nuevo paragolpes. En la zaga varían ligeramente los pilotos con tres barras verticales, ahora algo más curvados y destaca la presencia de un nuevo alerón.

ford-mustang-usa-2018-6

Habrá que comprobar la configuración europea para ver si los cambios estéticos son más notables, pero en principio es el aspecto tecnológico donde más se ha incidido. Destaca la instrumentación digital, con una pantalla de 12 pulgadas detrás del volante, que varía los datos y la forma de mostrarlos según el modo de conducción seleccionado (Normal, Sport o Track) y que será totalmente configurable.

ford-mustang-usa-2018-interior-1

También cambia el sistema de infoentretenimiento. El Ford SYNC 3 es el protagonista del mismo, con Apple Carplay integrado para un mejor uso del teléfono móvil. Y mejora muchísimo en seguridad y sistemas de ayuda a la conducción, con tecnologías como Pre-Collision Assist con detección de peatones, alerta de cambio involuntario de carril o control de crucero adaptativo.

Ford Mustang 2018. Motores

La gama de motores en Estados Unidos se reducirá y quedará configurada del mismo modo que en Europa. Eso significa jubilar al motor V6 atmosférico de 3.7 litros, por lo que solamente podrá elegirse con el 2.3 litros de cuatro cilindros turboalimentado EcoBoost (con 314 CV, promete mejoras en sus prestaciones) y el V8 de 5.0 litros con 418 CV que actualiza su inyección y relación de compresión para ofrecer aumentar su rendimiento.

Estas mecánicas se asocian a una caja de cambios manual de seis velocidades con doble embrague y volante bimasa o a una nueva transmisión automática de 10 velocidades, que estará disponible con ambas mecánicas y promete rapidez y precisión. Para mejorar el comportamiento estará disponible la suspensión Magnetic Ride, opcional con el Performance Package y que modifica su dureza en función del terreno.

Fuente: Ford
Galería de fotos:

Ver galeria (20 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta