Hace ya dos años, Ford reveló a creación de un sistema que permitía a los fabricantes conocer las capacidades del vehículo que se va a comercializar sin necesidad de pasar horas y horas al volante. Ahora Ford afianza su relación Autonomous Solutions, Inc. (ASI) para seguir desarrollando esta tecnología, que ya está en manos de otros fabricantes.

En el proceso de desarrollo y testado del sistema, los fabricantes se centraron en comprobar cuál era la durabilidad de sus vehículos en diferentes condiciones. Dentro de las pruebas se incluyen carreras en carreteras con desniveles, el comportamiento de los neumáticos al chocar con las aceras, travesías de largas horas e incluso una acción tan simple como pisar charcos. De este modo se pueden descubrir cuales son los pros y contras de cada uno de los detalles del vehículo y modificar los que no tengan un resultado óptimo.

sistema robótico

El sistema de robots desarrollado por Ford y ASI ha sido programado para simular al 100% los movimientos que haría un ser humano, incluso los pedales y la palanca son manipulados mediante un mecanismo robótico. Un software que ha sido programado para cada una de las situaciones a las que se debe enfrentar.

El equipo que controla el vehículo lo hace mediante un sistema de cámaras y GPS que le permiten desconectarlo en cualquier momento si fuera necesario Aunque lo realmente sorprendente es que se pueden aplicar correcciones “en directo”. Además, puede ser instalado en cualquier coche sin necesidad de reconstruir los componentes.sistema robótico

Al igual que cualquier sistema autónomo, permite eliminar las horas de descanso de cualquier empleado y los despistes provocados por la fatiga que deriva de estos test tan pesados. Además, permiten comprobar en tan solo unos meses resultados que derivarían de años y años de uso cotidiano. Una ventaja que permite ir creciendo y desarrollando productos de una mayor calidad.

Ambos socios han reconocido que no habían comercializado este sistema antes debido a que los componentes eran aún muy bastos y era necesario llevar a cabo una simplificación del sistema que permitiera un uso estandarizado. Ahora ASI bajo la patente de Ford esta comercializando el sistema que no solo permitirá testar coches, sino también camiones, buses y vehículos militares.

Fuente: Ford

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta