Corría el año 1996 cuando Ford se preguntó cómo sería un coche en el año 2010. No solo eso, sino que decidió dar forma a sus ideas y así nació el Ford Sinergy Concept 2010, un prototipo muy arriesgado que imaginaba cómo se desplazarían las familias en los albores del siglo XXI. Y acertó en numerosos aspectos que hoy consideramos más que habituales.

Su diseño perseguía lograr una aerodinámica ejemplar. Seguía las pautas que ya habían mostrado otros prototipos, como el MC2 o el MC4 y detalles del exitoso Mercury Cougar. La silueta tenía un techo arqueado y llama la atención la doble altura en la línea de cintura, más alta detrás para igualarse con los curiosos pasos de rueda delanteros que se elevaban por la carrocería, a modo de extractor de aire del sistema de refrigeración. Su coeficiente aerodinámico todavía es sorprendente hoy: 0,20 Cx.

Ford Synergy 2010 Concept 1996 02

Dicen desde Ford en su nota de prensa de la época que querían crear un vehículo muy versátil, “que difumine los límites entre un coche, un camión y un deportivo”. Tienen cinco puertas, cinco plazas y está pensado para “ir a cualquier parte”, desde moverse por ciudad a irse al monte a hacer actividades como escalada o snowboard.

Las puertas delanteras se abrían de una manera convencional, mientras que las puertas traseras tenían un apartura distinta, pues lo hacían hacia la parte posterior, con lo que se facilitaba el acceso al interior. La parte superior del portón trasero se abre hacia arriba, y los asientos envolventes traseros se plegaban para aumentar el espacio de carga útil (más de 1,80 metros de largo, perfecto para llevar toda la impedimenta de aventura).

Ford Synergy 2010 Concept 1996 04

Pero sin duda, lo más llamativo es la tecnología pensada para moverlo. La potencia le llega desde un sistema híbrido que combinaba una mecánica diésel de un litro de inyección directa con un motor eléctrico. El consumo anunciado era de 80 millas por galón (2,9 l/100 km).

No hablan de prestaciones, pero debía de ser suficiente para mover este coche que presumía de ligereza, pues estaba fabricado con materiales avanzados y diseño por ordenador, que permitían ahorrar hasta media tonelada respecto a un sedán de tamaño medio de la época (su peso se quedaba en torno a una tonelada, un 40% menos que el Ford Taurus de la época).

Pesaba un 40% menos que un coche equivalente de los 90

El Ford Sinergy Concept 2010 necesitaba ser ligero para que ese sistema de propulsión híbrido pudiese moverlo. Tenía dos fuentes de energía. Por un lado, el motor de un litro de cubicaje de inyección directa, en posición trasera, cuya función era alimentar un generador que producía electricidad para los motores ubicados en cada eje.

En el delantero, un volante de inercia podría recoger el exceso energía del motor y la energía de frenado, que se liberaban para ayudar en las aceleraciones rápidas y cuestas. En teoría, el rendimiento del vehículo con este sistema sería el mismo que el coche familiar de tamaño mediano de la época, gracias a la disminución de peso, mejora de la aerodinámica y la menor resistencia a la rodadura.

Ford Synergy 2010 Concept 1996 interior

Para maximizar el espacio en interior, prácticamente todos los controles electrónicos se activaban por voz, incluso el acceso a la agenda de contactos. Esto resultaba en un panel de instrumentos totalmente desprovisto de interruptores, palancas o botones. Todas las funciones del vehículo se controlaban desde un display que mostraba la informacióon por ordenador. La generación y el flujo de la energía en el sistema de tren de potencia se indica mediante la iluminación en esa pantalla. Nos ha recordado vagamente al Ford 24-7 Concept, el prototipo que adelantaba las app mucho antes de que existiesen los móviles.

Este prototipo era una amalgama de tecnologías de vanguardia. Hoy tenemos en el mercado, 19 años después el éxito del dowsinzing, cuyo máximo exponente es el excelente motor Ford Ecoboost de un litro, que rinde 100, 125 y hasta 140 CV que destaca siempre entre los mejores motores del año. También la hibridación y la reducción de peso se han impuesto en el mercado con el fin de reducir consumos. Pero no hay en el mercado todavía productos conmo este Ford Sinergy.

En aquella época Ford se asoció con GM y Chrysler en un programa llamado “Alianza para una nueva generación de vehículos”. El objetivo del trío era crear un coche que consumiera 3l/100 km, para cuatro pasajeros. El programa fue financiado y coordinado por el Consejo de Estados Unidos para la Investigación Automotriz (USCAR), y comenzaron sus investigaciones en 1993. Durante el transcurso del proyecto se crearon el Ford Prodigy, el Precepto GM y Chrysler ESX-3, que gastaban muy poco combustible al tiempo que se mostraban solventes y seguros en carretera. ¿Qué pasó? En el año 2000, tras ver mejoras sustanciales en material de baja fricción, la hibridación del sistema de propulsión y pilas de combustible, los fabricantes empezaron a renegar del proyecto, que se canceló un año después. Los fondos se pasaron al programa FreedomCAR, que todavía existe pero tiene objetivos poco claros y plazos muy confusos.

Fuente: Ford
Galería de fotos:

Ver galeria (5 fotos)