La combinación alcohol + coches sólo puede ser positiva si se hace pensando en el Planeta. Es el caso de la asociación de Ford y José Cuervo para investigar los usos del agave, un subproducto del tequila, para desarrollar bioplásticos sostenibles que pueda usar en sus vehículos. Según Ford, cada uno de sus coches precisa de 181 kilos de plásticos, por ello buscan reducir el uso de petroquímicos.

El agave azul precisa de 6 a 12  años para crecer; José Cuervo la cosecha, tuesta el corazón y extrae su jugo para la destilación. Las fibras restantes son usadas como abono, productos experimentales o piezas de artesanía. Son precisamente estas fibras las que pretenden ser usadas en las piezas de los coches Ford.

Ford tequila Jose cuervo 04

Combustible e incluso sustitutos de madera ya han sido creados a partir de sobras del agave después del proceso de elaboración del tequila, por lo que el siguiente paso resulta prometedor en cuanto al futuro sostenible de la industria del motor.

Las pruebas revelan por el momento la durabilidad de este bioplástico y la considerable reducción del peso del vehículo, lo que se traduce en menor consumo y mayor autonomía.

Aún no se sabe cuándo llegarán los primeros accesorios creados con el corazón del tequila, pero esperamos que sea el principio de una larga amistad.

Vía: Hipertextual
Galería de fotos:

Ver galeria (7 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta