Un año después de que Gogoro se presentase en Taiwán, la moto eléctrica que promete revolucionar el mercado llega a las calles de Berlín. Al contrario de lo que la mayoría de personas pudiesen pensar, Gogoro no llegó a Europa para venderse, sino para alquilarse a modo de motocicleta compartida.
La utilización del sistema es muy similar a la de otras empresas que se dedican a vender vehículos como es el caso de Car2go. 

¿Cómo funciona Gogoro?

Funciona mediante una aplicación de Android o IOS. Primero, buscaremos las motos que se encuentren disponibles a nuestro al rededor. Una vez que sepas la unidad que utilizarás, deberás desbloquearla con tu móvil. No necesitarás nada más que tener la aplicación actualizada y conexión a internet para poder arrancar la motocicleta. La aplicación de la motocicleta Gogoro es la que nos informa de los puntos de carga más cercanos, además de la batería con la que cuenta el sistema en ese momento. Además, almacenará la ruta que hemos realizado.

Este sistema incluirá un casco que será de uso obligatorio siempre que queramos que la usemos. Este se desbloqueará en el momento en que confirmes la utilización de la moto.

bateria-gogoro

La motocicleta contará con una batería que ofrece 80 kilómetros de autonomía. Además, la velocidad máxima de Gogoro es de 100 km/hora. La aplicación dejará de informar en el momento de que una de estas motocicletas tenga una batería menor del 20%, así no tendremos la preocupación de encontrar una moto sin batería. Debemos tener en cuenta de que se trata de un vehículo pensado para funcionar a distancias muy cortas, es por esto que la compañía ha marcado un máximo de 20 euros al día de uso. Teniendo en cuenta que el uso mínimo es de 1 euro (10 minutos), podremos utilizar la moto un máximo de tres horas. Aunque como hemos dicho, el sistema esta pensado para conducir distancias concretas, básicamente moverse de un punto A a un punto B.

Las baterías de la moto son de la marca Panasonic y funcionarán mediante conectividad inalambríca IQ, es decir, que serán capaces de recargar el motor por inducción. En la parte delantera de la moto, tendremos un panel que nos dará toda la información del tráfico y del estado de la motocicleta.

Hasta el momento el sistema ha funcionado bastante bien en Berlín, aunque aún no tenemos fecha para que este revolucionario sistema llegue a España. Sabemos que la segunda capital europea en la que se va a tratar de implementar este nuevo sistema será Amsterdam. Aunque quizá, teniendo en cuenta los problemas de contaminación que se están sufriendo en ciudades como Madrid o Barcelona, quizá adelantar su llegada no sería mala opción.

Fuente: Clipset.20minutos

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta