Aparcar se puede definir como “estacionar el vehículo en una zona habilitada mientras no se usa”. Encontrar sitio para aparcar se puede definir como “odisea interminable que pondrá a prueba tu paciencia y capacidad para manejar el estrés porque vas a  llegar tarde a la cena, a tu cita con el médico, al cine o a donde sea que vayas”.

Quizás no es la acepción que aparece si miras el diccionario, pero tampoco se aleja mucho de la realidad, ¿verdad? Está el que ocupa más de un sitio porque se ve que iba con prisa, el que decidió que en vez de un coche pequeño se iba a comprar el último Todoterreno Edición Titán Colosal, el que está tan encajonado que no puedes imaginar ni cómo entró ni cómo va a salir…

Situaciones hay muchas, comunes y variadas. Pero seguramente lo peor sea ir con prisa y no encontrar sitio para aparcar. Mientras el GPS dice “tu destino está a la derecha”, tú meneas la cabeza en todas direcciones buscando dónde estacionar. Pero tenemos buenas noticias, y es que Google ha decidido tener en cuenta esto y ha actualizado Google Maps.

A partir de ahora, la aplicación de mapas más popular del smartphone te indicará cuánto sitio para aparcar hay en la zona de llegada. Hará los cálculos en base a los datos históricos de la zona y te indicará la dificultad según la hora que llegues. Habrá tres niveles: fácil, medio y limitado. La idea es que puedas calcular ese tiempo extra que te llevará completar tu viaje.

De momento, el experimento se ve limitado, cómo no, a Estados Unidos. Las áreas metropolitanas elegidas son las siguientes: San Francisco, Seattle, Miami, Atlanta, Boston, Charlotte, Chicago, Detroit, Los Angeles, Minneapolis/St. Paul, New York City, Orlando, Philadelphia, Pittsburgh, San Diego, St. Louis, Tampa, Washington, DC, Cleveland, Dallas/Fort Worth, Denver, Houston, Phoenix, Portland y Sacramento.

Si tiene éxito en estas zonas, no tardará mucho en extenderse esta nueva característica de Google Maps al resto del mundo. Es una buena medida por parte de la compañía tecnológica, que se adapta a una realidad que forma parte de la rutina de la conducción. Eso sí, aunque encuentre sitio para aparcar, estacionar tu coche será tarea tuya.

Fuente: The KeyWord, blog de Google

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta