Maserati es una marca de coches de lujo italiana, actualmente perteneciente al grupo Fiat y que fue fundada por los hermanos Maserati en Bolonia en 1914.

Los siete hermanos Maserati Carlo (1881); Bindo (1883); Alfieri (1885) – que murió durante su infancia y sus padres decidieron bautizar con su nombre al siguiente hijo, nacido en 1887-; Mario (1890), Ettore (1894) y Ernesto (1898), de una manera u otra, siempre estuvieron relacionados con la ingeniería, el diseño y la fabricación de coches. Por ejemplo, Mario Maserati era artista y pintor y con el tiempo sería el creador del famoso emblema del tridente de Maserati inspirado en la estatua de Neptuno de la Plaza Mayor de Bolonia.

maserati logo emblemaCarlo fue el que abrió la veda de los automóviles, creando un motor monocilíndrico que le llevaría a trabajar para Fiat primero y, después, en Isotta Fraschini como mecánico y probador, donde también acabarían sus hermanos Alfieri, Ernesto y Ettore. Carlo, aunque murió muy joven, estableció junto con su hermano Ettore un taller de fabricación de transformadores de alto voltaje para automóviles y bujías.

Tras la muerte de Carlo, el 1 de diciembre de 1914 en plena contienda de la Primera Guerra Mundial, Alfieri Maserati, que ya tenía una vasta experiencia en el mundo del automóvil y había participado también en varias carreras deportivas, funda en Vía de Pepoli (Bolonia) la Società Anonima Oficine Alfieri Maserati a la que pronto se le unirían Ettore y Ernesto. Básicamente trabajarían poniendo a punto algunos modelos de la marca Isotta, aunque también trabajarían con otras empresas y no sería hasta 1926 cuando presentaron al mundo el primer coche Maserati.

Durante sus primeros años, Maserati, al igual que la mayoría de fabricantes de coches, se centró en la producción de coches de competición.

El primer Maserati de la historia

El primer Maserati que se creó fue el conocido como Tipo 26; un deportivo de carreras que a mandos de Alfieri, lograría varias victorias importantes en el mundo de la competición, entre ellas la Targa Florio en 1926.

tipo 26 maserati primer cocheEn 1928, nacería el V4. Un coche que llevaba un motor de 16 cilindros y que, un año más tarde, logró batir el récord de velocidad de la clase C circulando 10 km a una velocidad máxima de 246,069 km/h. Esta increíble marca proporcionó un gran prestigio y fama mundial a la compañía, que a su vez impulsó las ventas y produjo la aparición de nuevos modelos.

El primer coche de calle finalmente salió en 1946, bajo la denominación de Maserati 6C, el primer Gran Turismo de Pininfarina y que llevaba motor de 6 cilindros. Sin embargo, el cambio de filosofía de la marca se produjo en los años 60, cuando los hermanos Maserati dejaron las carreras en un segundo plano y se centraron en la fabricación de coches como el 3500 GT y, más tarde, el Quattroporte,  modelo insignia de la compañía ya que, además de ser el primero de cuatro puertas de la marca, fue también la primera berlina de lujo deportiva.

primer coche calle maserati A6

Nuevos aires

Con la muerte de Alfieri en 1932 (la ciudad de Bolonia se volcó en su funeral) Bindo, Ettore y Ernesto toman las riendas del negocio y, unos años más tarde, venden la mayor parte de sus participaciones en la compañía a la familia Orsi de Módena. La fábrica entonces es transladada de Bolonia a Módena (donde permanece a día de hoy) y los hermanos Maserati continuan en la jefatura de Ingenería de la compañía hasta 1948 gracias a los talentos demostrados. En esta época, para Maserati, el lujo recibía la misma atención que la potencia de los motores.

Ese mismo año, los hermanos Maserati fundan en su Bolonia natal la marca OSCA (Officine Specializzate Costruzioni Automobili), recorriendo un largo camino de sacrificios y éxitos, con coches como el MT4 o DOHC, hasta que en 1963 es declarada en quiebra y OSCA es absorbida por MV Agusta y los hermanos Maserati ponen fin a su actividad.

Tras la llegada de la Segunda Guerra Mundial, Maserati tiene que parar la producción de vehículos y dedicarse a la producción de herramientas y material bélico para ayudar al gobierno. Sin embargo, tras el fin del conflicto la compañía comienza de nuevo a fabricar y diseñar nuevos modelos de coches y poco a poco se va recuperando (también en el terreno deportivo), pese a la dura competencia de otros fabricantes como Alfa Romeo o Ferrari.

 Ya en los años 60 y, gracias al éxito de modelos como el 3500 GT, Maserati abandona el mundo de la competición y amplia sus instalaciones. En 1968, Citroën compra la compañía, aunque Adolfo Orsi sigue manteniendo el cargo de presidente. Sin embargo, tras varios años poco satisfactorios y tras la crisis del petróleo del 73, Maserati es declarada en quiebra y finalmente en 1975 es adquirida por el también piloto de carreras, Alejandro De Tomaso.

En 1993, FIAT (que después la vendería a Ferrari) adquiere Maserati y se retoma el rumbo del mercado de coches a nivel mundial con la aparición del MC12 (basado en Enzo Ferrari) o una nueva edición del Quattroporte. Finalmente en el año 2005 Maserati se separa de Ferrari y se fusiona con Alfa Romeo bajo Fiat Auto.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta