El país de los tulipanes es de lejos uno de los países que más invierte en innovación para la mejora de la seguridad vial. En 2014, fuimos testigos de la primera carretera con bandas iluminadas que se puso en funcionamiento en un tramo de la carretera N329 al sureste de la región, a la altura de Oss.

La idea consistía en instalar líneas viales iluminadas gracias al material fosforescente. De este modo, al caer la noche o en condiciones de lluvia o niebla, la carretera se ilumina facilitando a los conductores la visión de la calzada y de los carriles.

Esta iniciativa ha dado paso a todo tipo de propuestas para la carretera como la recuperación de energía para coches eléctricos, comunicación de la carretera con los coches, indicaciones de señales con iluminación LED o marcas viales sobre la carretera que reaccionen a cambios meteorológicos.

El siguiente aspecto que se ha querido mejorar en Holanda ha sido el tema relacionado con la contaminación acústica y la eficiencia energética. A lo largo de la autopista A2, cerca de ciudad amurallada de Den Bosch, se han iniciado unas pruebas que consisten en la instalación de unos paneles antirruido que generan energía solar.

Paneles antirruido solares 04

El proyecto se ha llevado a cabo por la Universidad Tecnológica de Eindhoven y supervisado por el investigador Michael Debije. De la misma universidad han salido proyectos de altísima innovación para el sector automovilístico como el coche solar que genera más energía de la que consume.

En esta ocasión, los creadores han querido medir el rendimiento, mantenimiento y la viabilidad económica de esta novedosa técnica de generar energía solar mediante paneles antirruido.

Los paneles laterales llevan incorporados unos concentradores solares luminiscentes que transfieren la luz captada a los paneles solares convencionales incorporados a los lados con el objetivo de generar energía. Para potenciar esta captación de luz, los creadores han diseñado unos paneles coloridos que, a su vez, ofrecen un diseño atractivo al entorno.

Paneles antirruido solares 03

Según cuenta el investigador que ha hecho posible este proyecto, la gran ventaja de estos paneles es su bajo coste, su robustez, la capacidad de captar la luz en días nublados y la posibilidad de poder usar estos paneles en otros escenarios además de las carreteras.

Cada uno de los paneles antirruido semitransparentes tienen una anchura de 5 metros y 4,5 metros de altura. Una columna formada por dos paneles antirruido no generarían energía suficiente pero los creadores adelantan que un tramo de un km de largo de estos paneles antirruido generarían una cantidad de electricidad suficiente para abastecer alrededor de 50 familias.

Paneles antirruido solares 05

Holanda cuenta con muchos paneles antirruido en sus carreteras nacionales y autopistas que, según las investigaciones sobre la tecnología de células solares en diversos materiales, los paneles serían una buena opción para integrar esta tecnología con un diseño atractivo y colorido.

Fuente: Universidad Tecnológica de Eindhoven

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta