¿Recordáis que hace un tiempo hablábamos del piloto profesional que no tenía brazos? Esta historia de superación nos servía como un golpe de realidad, uno de esos casos que te hacen darte cuenta de lo insignificantes que pueden llegar los problemas siempre que se miren con perspectiva.

Esta historia es bastante similar. Este señor parece no tener absolutamente ningún problema en manejar sus pies con la misma facilidad que usaríamos nosotros las manos, e incluso con una habilidad algo superior de la que a muchos nos gustaría.

Quizá está sea una de las partes más impresionantes del vídeo. Vemos como en repetidas ocasiones este hombre pone los clavos con un martillo con una soltura increíble. De hecho, en más de una ocasión parece que se va a golpear con el martillo aunque luego no es así, y está todo bajo control. Otra detalle que también nos ha sorprendido mucho es la fuerza que utiliza para golpear con el martillo. En serio, ¿Tú crees que serías capaz de alcanzar ese nivel de fuerza y precisión con los pies?

El hecho de ver como coloca cada pieza del coche, las pega, las atornilla…también es muy sorprendente. Reiteramos en el hecho de la precisión con la que coloca cada pieza, la habilidad para armar los coches es sin duda admirable.

Al final del vídeo vemos como otro hombre se acerca y le da un vaso relleno. A continuación, y de la forma más natural del mundo, se bebe su refresco tranquilamente.

Sin duda este tipo de vídeos te hacen replantearte muchas cosas. Ver como un hombre que ha perdido los brazos es capaz de hacer una vida completamente normal y dejar de lado cualquier tipo de reto es sin duda admirable.

Dejamos aquí el vídeo completo de como este hombre consigue construir los coches de juguete solo con los pies.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta