El Hyundai i30 2017 no solamente ha supuesto una revolución en cuanto al diseño exterior, sino que cuenta con un paquete seguridad de lo más amplio. El compacto coreano (y su variante con carrocería familiar, el i30 CW 2017) es el primer automóvil de Hyundai que incorpora la Alerta de Atención al Conductor (DAA), un innovador sistema que detecta síntomas de imprudencia o cansancio. Pero la cosa no queda ahí, a continuación desglosamos los diez sistemas de seguridad que incorpora el nuevo i30:

1. Alerta de atención del conductor (DAA)

El nuevo Hyundai i30 es el primer modelo de la marca que incorpora este novedoso sistema. El dispositivo DAA supervisa los patrones de conducción y detecta síntomas de imprudencia o cansancio para evitar posibles accidentes. Este sistema analiza las siguientes señales del coche: par que se aplica a la dirección, ángulo de dirección, tiempo de conducción y posición del vehículo en el carril. Con esta información, el dispositivo reconoce la existencia de patrones de conducción no atenta, y en dicho caso, alerta al conductor con un mensaje en el panel de instrumentos acompañado de un sonido.

2. Detector de ángulo muerto (BSD)

El dispositivo BSD supervisa los ángulos traseros de nuestro vehículo con la ayuda de un radar. Cuando el sistema detecta la presencia de otro automóvil en la zona que los espejos retrovisores no cubren (ángulo muerto), muestra una advertencia visual en los propios retrovisores laterales. El sistema también emite una señal acústica si se han activado los intermitentes, porque entiende que el conductor va a realizar una maniobra peligrosa.

3. Detector de ángulo muerto (BSD) para cambios de carril

El detector de ángulo muerto también es de gran utilidad para los cambios de carril, donde el sistema puede avisarnos de la presencia de otros vehículos que avanzan por el carril al que queremos incorporarnos. En caso de que un vehículo se aproxime a gran velocidad por el otro carril, el sistema nos mostrará una advertencia visual en los retrovisores si no hemos puesto el intermitente, y una señal acústica cuando sí lo hayamos activado. Este dispositivo es muy útil cuando queramos cambiarnos al carril izquierdo de una autopista (el más rápido) y no nos hayamos dado cuenta de que otro vehículo circula a gran velocidad por el mismo.

4. Frenado de emergencia autónomo (AEB)

Este sistema de seguridad alerta a los conductores en situaciones de emergencia y frena de forma autónoma en caso necesario. El dispositivo AEB actúa en tres fases: primero avisa al conductor de forma visual y acústica cuando detecta un riesgo de colisión, después el sistema controla el freno de acuerdo con la fase de peligro de colisión, y por último aplica la fuerza de frenado máxima antes del momento de colisión. El dispositivo AEB funciona de 10 km/h en adelante.

5. Frenado de emergencia autónomo (AEB)

Este sistema también se activa cuando detecta un peatón delante de nosotros y entra en funcionamiento cuando entiende que existe riesgo de atropello. El modo de funcionamiento es el mismo que en el sistema anterior.

6. Alerta de tráfico trasero (RCTA)

El RCTA realiza un escaneado de 180 grados de lo que sucede alrededor de nuestro vehículo. Cuando el sistema detecta la presencia de otros vehículos a una distancia corta, advierte al conductor de forma visual y acústica para que frene y no siga incorporándose al carril de circulación. Es un sistema de gran utilidad para salir marcha atrás de una plaza de estacionamiento en batería, en zonas de escasa visibilidad y/o estrechas.

7. Control de crucero inteligente (SCC)

El sistema SCC dispone de varios sensores de radar en la parte delantera que permiten mantener una velocidad y distancia constantes en relación con el vehículo que circula por delante. La novedad del dispositivo es que funciona de manera autónoma, es decir, permite al conductor desentenderse del acelerador y el freno mientras mantiene una marcha de crucero.

8. Función de información de límite de velocidad (SLIF)

El dispositivo SLIF interpreta las señales de tráfico a través del sistema de navegación y la cámara frontal. De esta forma, nos muestra el límite de velocidad de la carretera por la que circulamos en tiempo real. La información aparece tanto en el display del sistema de navegación como en la pantalla TFT del tablero de instrumentos.

9. Sistemas de mantenimiento en el carril (LDWS y LKAS)

El sistema LKAS avisa al conductor cuando el vehículo circula a más de 60 km/h y tiende a salirse del carril o de la propia vía. Por su parte, el sistema LDWS emite una sonido antes de que el coche pise la línea blanca, azul o gris, e incluso las líneas en relieve del borde de la carretera. Además, el dispositivo LKAS puede corregir automáticamente la dirección para devolver el coche a una posición segura, en cuyo caso avisaría al conductor de forma acústica y visual antes de realizar la acción.

10. Asistencia para luz de carretera (HBA)

El dispositivo HBA sustituye la luz de carretera por la de cruce cuando detecta tanto a coches que se aproximan de frente como a vehículos que circulan por delante en el mismo carril. Mientras que si no detecta ningún vehículo, el sistema reactiva automáticamente la luz de carretera para maximizar el alcance de visión del conductor.

Fuente: Hyundai

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta