Una empresa australiana parece que ha dado con la combinación perfecta entre belleza y eficiencia. Los deportivos tienen la fama de tener una atractiva silueta y mucha potencia, pero también un gran consumo. Los ingenieros de EVX Ventures han presentado el proyecto de un prototipo de coche solar deportivo que sorprenderá a más de uno con sus prestaciones.

Al igual que el coche solar Stella Lux diseñado por estudiantes universitarios, el coche solar deportivo Immortus presume de ofrecer energía ilimitada generando más energía de la que consume. Gracias a su diseño, los paneles solares abarcan prácticamente todo el espacio exterior del coche.

Sus 7 metros cuadrados de paneles solares están constantemente expuestos al Sol, al igual que sus novedosos neumáticos de baja fricción, como los utilizados en las carreras de coches solares. No son neumáticos convencionales, tienen menos agarre y van cubiertos por la carrocería para mejorar la aerodinámica.

Immortus 02

Sus creadores se basaron en otro proyecto australiano del Aurora Solar Team que participó en numerosas carreras como la famosa World Solar Challenge. Como consecuencia, el Immortus mantiene la esencia de peso ligero y un diseño radical que proporciona gran aerodinámica para captar la mayor cantidad de energía solar.

A diferencia de los coches solares, que participan en carreras buscando más la fiabilidad y no tanto la velocidad, el Immortus es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 7 segundos, alcanzando velocidades máximas de 150 km/h.

El prototipo, aún en las primeras fases, es un deportivo biplaza que debido a sus prestaciones, no ofrece mucho más espacio extra que un pequeño compartimento donde guardar algunas cosas para el día a día. Sus ingenieros subrayan que buscan construir un coche solar deportivo que divierta a la gente de la manera más ecológica posible.

La característica que más destaca por su poco peso, apenas unos 250 kg, muy lejos de los pesados coches eléctricos actuales. Monta dos motores en cada eje que suman 40 kW, una potencia suficiente para mover el Immortus a velocidades considerables.

Immortus 03

Enl coche solar deportivo en condiciones soleadas puede llegar a ofrecer un consumo ilimitado a una velocidad media de 60 km/h. En caso de ir más rápido, a unos 85 km/h de media, la autonomía es de 550 kilómetros, gracias a la batería de 10 kW/h que lleva incorporado.

El prototipo será presentado en el próximo SEMA que tendrá lugar del 3 al 6 de septiembre en Las Vegas (Nevada, EE. UU.). Esperan obtener inversión suficiente para poder fabricar un modelo definitivo y poder lanzarlo al mercado a lo largo de 2016 y 2017.

EVX Ventures ya ha anunciado que no busca una producción a gran escala, se centrará en un nicho de mercado de coches solares y eléctricos concreto. Lo que si tienen pensado es vender accesorios para el Immortus y otros coches eléctricos. También ofrecen un kit de transformación que convierte un coche convencional en un híbrido enchufable para ahorrar combustible.

 

Con un proceso de fabricación y montaje sencillos, Immortus permite al usuario personalizar alguna de las piezas y tenerlo listo en poco tiempo con el sistema de impresión en 3D. El plan previsto por la empresa australiana es vender unas 100 unidades con un precio de salida de 335.000 € dependiendo de la personalización.

De todos modos, la idea de un coche solar deportivo para uso urbano es ya un avance a tener muy en cuenta para comenzar a hablar de un nuevo concepto de vehículos ecológicos alternativos que no dependan tanto de la energía eléctrica y se nutran de los rayos del Sol. La unión de las baterías y los paneles solares es perfecta para un consumo limpio en un coche con espíritu deportivo.

Fuente: EVX Ventures

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta