Llegan las navidades y las marcas de coches comienzan a patrocinar juguetes para niños y para adultos. La mayoría no están al alcance de todo el mundo, así que esperamos que este artículo se tome en modo anecdótico y no como adoctrinamiento para que nuestros lectores sucumban a la vorágine consumista (así de simple). Ford junto a Fisher-Price han lanzado una versión del V8 del Ford Mustang GT a escala, que, viendo las caracterísiticas, mejor no regalar a niños temerarios:

  • Control de tracción: A este juguete no se le resisten ni los terrenos irregulares porque cuenta con un sistema que monitoriza el deslizamiento de las ruedas y ajusta la velocidad del motor para evitar “accidentes”. Un terreno mal pavimentado o la hierba mojada no son un problema de seguridad.
  • Seguimiento de la estabilidad: ¿Hart@ de que tu hijo pequeño vuelque con el coche de juguete? ¡Di adiós a los sustos! El coche incorpora un sensor de inclinación que apaga los motores cuando se detecta que está alcanzando ángulos peligrosos.
  • Control de la batería y control digital de velocidad: una interfaz táctil con retroiluminación LED permite controlar la velocidad máxima, a partir del 1,6 km/h hasta 8 km/h. Aquí se puede revisar también el nivel de carga de la batería. Esperamos que los niños no encuentren este botón. Está en la parte trasera, niños, por si sabéis leer.

ford-mustang-juguete

  • Arranque y parada suaves: El miedo de todo padre es que su hij@ pequeñ@ arranque y pare su coche bruscamente. Por eso Ford y Fisher-Price han pensado en ellos para suavizar el principio y el final del viaje.
  • Altavoz incorporado: No podía faltar un equipo de sonido; una toma de entrada auxiliar permite que los niños jueguen con su propia música y escuchen sonidos grabados desde un Ford Mustang de verdad que se incrementan según la velocidad del vehículo. Este juguetito lleva el altavoz más grande jamás instalado en un juguete de la firma.

Y he aquí la razón por la que esperamos que los niños no vean este post: el precio. El capricho te costará alrededor de 340 euros.

El juguete está disponible en azul y rosa, y para no crear confusión, se han asignado en el vídeo promocional los colores correspondientemente estereotipados a cada pequeño. No vaya a ser que el niño juegue con algo rosa, y la liemos.

Fuente: Ford
Vía: Hipertextual

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta