Interesante tecnología con la que está trabajando Infiniti. Bautizado como 2.0 VC-T (Variable Compresion-Turbocharged) comenzará a montarse en 2018 se instale en los nuevos modelos de la firma nipona. El 29 de septiembre de este año es la fecha en que se harán públicos todos sus detalles tècnicos, coincidiendo con el próximo Salón de París, pero ya contamos con algunos datos.

Se trata de una mecánica de dos litros de cilindrada y cuatro cilindros, que cuenta con inyección directa de gasolina y un único turbo. La principal particularidad de esta mecánica reside en que presenta la capacidad de poder variar el recorrido de cada uno de sus cuatro pistones de forma independiente, permitiendo así variar la cilindrada a tiempo real y por tanto la relación de compresión, que puede ir desde 8:1 a 14:1. Todo ello sin que el conductor tenga que intervenir en ningún momento.

infiniti motor vc-t

Infiniti lleva trabajando en el proyecto para crear un propulsor de relación de compresión variable desde el año 1998. No han sido los únicos en buscar el “Santo Grial”, ya que otros fabricantes como Honda, Saab o PSA han investigado en esta tecnología. Eso sí, Infniti no solamente ha puesto sobre la mesa la fecha en que hará públicos todos los detalles, sino también cuándo comenzará a comercializar este revolucionario motor que augura grandes prestaciones con consumo de diésel: el año 2018.

Para que te hagas una idea de su capacidad, Infiniti asegura que el motor de cuatro cilindros será el encargado de reemplazar al actual 3.5 V6 (en España sólo emplean este motor hoy en día las versiones híbridas, el resto equipa un 3.7 V6 de 320 CV). Es capaz de generar una potencia de 270 CV y un par máximo de 390 Nm, pero será un 27% más eficiente que el 3.5 V6, cifra que mejorará todavía más si se asocia a un motor eléctrico, ya que esta mecánica no está en absoluto reñida con la hibridación.

Fuente: Infiniti

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta