El Infiniti Q60 Black S será otro de los prototipos que estarán presentes en este próximo Salón de Ginebra 2017. Se trata de un vehículo muy especial que nace para celebrar la colaboración entre Infiniti y el equipo Renault de Fórmula 1. Por lo tanto hereda algunas tecnologías de competición que lo hacen mucho más interesante. Desgraciadamente de momento no se ha dicho nada sobre si llegará o no a producción.

Su mecánica es uno de los puntos más interesantes que tiene. Equipa el mismo motor V6 biturbo de 3.0 litros y 400 CV que es el tope de gama del Infiniti Q60. Además tiene un componente híbrido, pues se añade un sistema ERS (Energy Recovery System), que crea energía procedente de las frenadas o los gases del escape. Se almacena en la batería de iones de litio y ayuda al motor de gasolina para aumentar su rendimiento y alcanzar los 500 CV.

Infiniti Q60 Black S

Además de cambiar por dentro, también cambia por fuera. Solo hace falta mirarlo para ver las profundas modificaciones que han sido llevadas a cabo y que hacen que se diferencie bastante del Q60 que probamos. Gana agresividad gracias a los enormes paragolpes delantero y trasero y a los faldones laterales. Cuenta con muchos elementos aerodinámicos como las tomas de aire en el capó o el gran alerón trasero fijo.

Otras señas de identidad de este Infiniti Q60 Black S son las llantas de 21 pulgadas y el radical difusor trasero de fibra de carbono que integra las dos salidas de escape. De momento no hay datos técnicos de este llamativo ejemplar, pero se espera que tenga un rendimiento bastante superior al modelo de serie. Después de ver este radical prototipo, ¿quién no tiene ganas de que llegue a producción un Infiniti Q60 más extremo?

Fuente – Infiniti

Galería de fotos:

Ver galeria (27 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta