Intel ha anunciado la compra de Mobileye, una compañía tecnológica dedicada al desarrollo de software para vehículos autónomos y al estudio de sistemas de inteligencia artificial. El acuerdo se ha cerrado por unos 14.000 millones de euros, lo que supone actualmente el 10 % de las reservas líquidas de Intel. Según informa la prensa de Israel, país de origen de Mobileye, el gigante tecnológico ha adquirido Mobileye por 15.300 millones de dólares, cerca de 14.300 millones de euros.

La empresa se lo ha tomado muy en serio, hasta el punto de pagar un 40% más del valor de la compañía en bolsa. En las últimas semanas, los rumores de esta posible compra habían disparado el precio de las acciones de Mobileye en el mercado bursátil hasta cuotas nunca antes vistas, por lo que no sorprende el sobrecoste que ha pagado Intel por esta compañía. Con este acuerdo, Intel podrá distribuir sus propios sistemas de conducción autónoma para los diferentes fabricantes en la industria.

“Esta adquisición es un gran paso adelante para nuestros accionistas, para la industria del automóvil y para los consumidores” ha asegurado el consejero delegado de Intel, Brian Krzanich, y ha añadido que “permitirá acelerar la innovación en la industria del automóvil. Coloca a Intel como un suministrador líder de tecnología en el mercado de los coches altamente o totalmente autónomos“.

Intel y Mobileye

Mobileye, Intel y BMW ya firmaron el pasado julio un acuerdo para desarrollar vehículos autónomos, por lo que esta adquisición era de esperar. Queda claro que la compañía tecnológica californiana – Intel – quiere ganar terreno frente a sus competidores en la carrera por el desarrollo de los coches del futuro.

Mobileye ya ha proporcionado su tecnología de conducción autónoma a grandes fabricantes de automóviles como Tesla. No obstante, ambas compañías rompieron su colaboración el año pasado. Actualmente, Mobileye trabaja en un nuevo sistema de conducción autónoma que podría ser incorporado en vehículos en 2019.

Según sus estimaciones, Intel espera que el mercado de vehículos autónomos alcance los 70.000 millones de dólares anuales en 2030. Parece que les merece la pena la inversión.

Fuente: Newspress

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta