Hasta el momento, varias compañías de automóviles han comenzado a reemplazar los tradicionales controles y botones de los coches por pantallas táctiles. Sin embargo, a pesar de estas nuevas tendencias y novedades en lo que se refiere al hardware, la mayoría de fabricantes todavía están bastante alejados de las posibilidades que nos permiten tener las tecnologías que todos llevamos hoy en día en los bolsillos, como los tablets y smartphones.

Además, la inclusión de dispositivos electrónicos como los navegadores GPS o los teléfonos móviles, se pueden convertir fácilmente en una fuente de distracciones. Esta nueva herramienta quiere acabar con todos estos problemas.

Con el objetivo de evitar cualquier tipo de distracción al volante, una de las fuentes más comunes de accidentes, Matthaeus Krenn, un experto en este área, ha desarrollado un nuevo y revolucionario sistema que consiste en una avanzada interfaz táctil formada por una pantalla para controlar todo tipo de opciones en un coche, desde poner el aire acondicionado, seleccionar tu CD de música preferido o incluso consultar el periódico, pero todo ello sin necesidad de mirar la pantalla y quitar los ojos de la carretera.

Su idea se basa en aprovechar toda la superficie para realizar cualquier acción independientemente de donde toques la pantalla. En el siguiente vídeo puedes ver el funcionamiento de esta revolucionaria interfaz, que hasta ahora sólo ha sido probado con iPad (Apple).

La idea de Krenn de sacar este complejo sistema, vino debido a las complejidades que suponía hasta ahora integrar todo este tipo de interacciones en una sola interfaz. Mientras que los tradicionales controles físicos de los coches ofrecen una respuesta táctil clara (al igual que ocurre, por ejemplo, con un interruptor) en una interfaz, juntar todo este tipo de acciones es bastante más complejo, según ha explicado el propio Krenn.

interfaz tactil 2De ahí, la importancia de esta nueva herramienta que se basa tanto en la cantidad como en el movimiento de los dedos a la hora de tocar la pantalla. Así, mediante diferentes gestos y giros de los dedos sobre la pantalla se controlan todos los sistemas del vehículo. Por ejemplo, si usas dos dedos controlas el volumen, mientras que si usas cuatro, puedes regular la temperatura.

Otra alternativa a este sistema, pueden ser los sistemas de reconocimiento de voz (todavía muy limitados). Recordemos como hace poco Google anunció un acuerdo con varios fabricantes para integrar el sistema operativo Android en sus coches.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta