El Jaguar XJ220 es uno de esos coches que definieron una década. En los años 80 todo parecía posible y, este coche es la viva muestra de ello. Su génesis comenzó a fraguarse en 1984. ¿Por qué la marca británica no iba a tener un superdeportivo que rivalizase con los Ferrari F40, el Lamborghini Diablo, el Bugatti EB110 o el Porsche 959?

La idea inicial era fabricar un deportivo con tracción integral Ferguson, un motor 6.2 V12 turboalimentado, desarrollado por Tom Walkinshaw Racing (TWR), de más de 500 CV en posición central y un sistema de suspensión muy complejo y avanzado para la época. Pero aquellas ideas originarias se toparon con la crisis económica y con la pérdida de independencia de la compañía, que fue comprada por Ford en 1988. Entonces, el proyecto de Jaguar se alejó de los planes originales.

El prototipo XJ220 se presentó por vez primera en el Birmingham Motor Show 1988, donde desató tal número de elogios, de Inglaterra a Nueva Zelanda, que decidieron dar el paso y fabricarlo. Con la fábrica de Coventry a pleno rendimiento, se le asigno a JaguarSport, (la sección de competición de la marca, copropiedad del fabricante y TWR) la tarea de transformar aquel prototipo en un modelo de producción manejable. Se cambió el motor V12 original por un motor turbo V6 (que había sido tenido mucho éxito en otros coches de carreras de la marca) y el equipo de desarrollo fue capaz de acortar la distancia entre ejes en ocho centímetros.

Las suspensiones del Jaguar XJ220 se pusieron a punto en el circuito de Nürburgring, donde el modelo estableció el récord de vuelta con sus 542 CV de potencia a 7.000 rpm y un par motor máximo de 643 Nm. Las pruebas de de alta velocidad se llevaron a cabo en Texas, en 1991, donde Andy Wallace alcanzó las 213 millas por hora (343 km/h). Más rápido que un Ferrari F40 o el Lamborghini Diablo.

Así pues, podía comenzar la producción en 1992 de las únicas 350 unidades previstas, que tendrían el suntuoso interior diseñado por Nick Hull (lejos de los interiores espartanos de los superdeportivos de entonces). Se esperaba que el coche costase 361.000 libras, lo que le convertían en uno de los más caros de su época, pero su limitada producción y sus capacidades debería ser suficiente para que los millonarios, coleccionistas de coches y especuladores de la automoción aflojasen sus carteras.

En un inicio, la avalancha inicial de peticiones fue tal (se habla de 1.500) que se estableció un depósito de 50.000 libras como garantía de reserva. El problema es que muchos de los que habían mostrado interés en 1989 ya no lo tenían tres años después debido a la crisis, a lo que se unió que el precio estimado subió hasta las 403.000 libras. Así, de las 350 unidades previstas, solamente se fabricaron 281, que no terminaron de venderse hasta 1997, dos años después de terminar la producción. Y tuvieron que liquidarlas a un precio mucho menor, de apenas 150.000 libras.

Como ves, el Jaguar XJ220 forma parte de ese exclusivo grupo de supercoches de lujo que surgieron a finales de 1980. A su diseño exterior bajo y estilizado se suman unas prestaciones de escándalo que lo convierten en un icono junto al Ferrari F40 o al mítico McLaren F1. Pues bien, una de esas unidades está a la venta. Esta que ves en las imágenes. Y está prácticamente nuevo.

Acabado en color Le Mans azul, este XJ220 fue entregado el 27 de mayo de 1993, y solamente ha tenido un propietario, que recorrió con él apenas 1.500 millas en estos 20 años. Es sin duda uno de las ejemplos mejor conservados del célebre modelo disponible en la actualidad y el más nuevo sin contar alguna pieza de museo.

Se estima que alcance en la subasta de RM Auctions de Villa Erba el 25 de mayo de 2013, entre 150.000 y 190.000 euros. Mucho dinero, cierto, pero el precio lo coloca en territorio asequible para la mayoría de los coleccionistas de coches de alto nivel… y es que hablamos de que cuesta lo mismo que un Ferrari 458 Italia nuevo.

Ya sabes, si de repente encuentras un montón de dinero en un bolsillo de la chaqueta del invierno pasado o te toca la lotería,  es posible que tengas que hacer planes para estar en esa subasta…. donde esta maravilla estará junto a una larga lista de otros mitos eróticos del automovilismo, como el Ferrari Ferrari 340/375 MM Berlinetta Competizione que pilotaron hasta tres campeones de F1. Puede ver la colección completa a subasta en el link de RM Auctions más abajo.

Fuente: RM Auctions
Fotos: Simon Clay, cortesía de RM Auctions

Ver galeria (15 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta