El mes pasado, Elon Musk, director ejecutivo de Tesla, presentó una línea de baterías pensadas para almacenar y proveer electricidad tanto a hogares como a pequeñas empresas. Se trata de la Tesla Powerwall, la primera incursión de la compañía californiana en baterías de este tipo. Tesla, como siempre, quiere adelantarse y liderar así un mercado que considera clave para rentabilizar sus investigaciones y productos.

Pues bien, solo un mes después de la presentación de estas baterías, la empresa, que ha celebrado su Junta General de Accionistas de este año en el marco del Computer History Museum de Mountain View, ha anunciado que duplicará la potencia de salida de la Powerwall a 7kW de pico y 5 kW de continuo. 

tesla-powerwall2Esta vez ha sido de nuevo el Ceo, Musk, quien anunció esta decisión y adelantó, además, que este cambio no tendrá repercusiones en el precio de las baterías. Así que se mantendrán los 3.000 dólares para la versión de 7 kWh y 3.500 para la superior de 10 kWh. Sólo la primera semana, Tesla recibió 38.000 reservas para la batería de 2 kW y han decidido aumentar su potencia a 5 kW a partir de las quejas que los usuarios han realizado a la compañía. Han escuchado y rectificado sin que eso hay repercutido en el precio. 

No obstante, una de las principales bazas para la compañía, según su CEO, será el abastecimiento de energía para servicios públicos, ya que su producto pueden ser instalados en subestaciones eléctricas ya existentes. También les puede venir bien a las compañías eléctricas porque, según dice el director de tecnología de Tesla, JB Straubel, sus dispositivos para el almacenamiento de energía ayudaría a estas compañía a sacar el máximo provecho de sus inversiones en infraestructura. De hecho, Tesla ya ha cerrado un acuerdo con Advanced Microgrid Solutions a quien proporcionará baterías que destinarán a las empresas eléctricas.

Fuente: Tesla

2 COMENTARIOS

Deja una respuesta