La contaminación es el problema con el que muchas ciudades lidian cada día. En España, las ciudades de Madrid y Barcelona están llevando a cabo nuevas regulaciones para reducir las emisiones de gases perjudiciales para la salud. Para este mal de muchos, consuelo de tontos al ver la atosigante nube de contaminación que cubre la ciudad en cuestión de minutos.

El crecimiento industrial del país conlleva un aumento exponencial de la contaminación en las ciudades, además, el elevado número de ciudadanos en las ciudades masificadas, que utilizan vehículos de combustión. No parecen suficientes las medidas para mejorar la salud de los ciudadanos chinos, la contaminación llega a niveles exhorbitados y así se puede observar en el siguiente time lapse de un día normal en la ciudad de Pekín y cómo se forma su nube tóxica.

Como se puede ver en el siguiente tuit, una nube de color verde y marrón comienza al fondo de la imagen tomando por completo la ciudad en la primera hora de la mañana. El amanecer es el único momento en el que se puede apreciar por unos segundos el cielo sobre el que descansa la ciudad pekinesa.

Desde hace años, la capital lleva varios intentos para reducir los problemas de contaminación. Pero su complicación es doble ya que no solo se trata del transporte y los largos atascos sino de las centrales térmicas, muchas de ellas aún funcionan mediante la quema de carbón. Afortunadamente, el gobierno lleva tiempo “desquitándose” de está contaminante materia y lanzándose en búsqueda de las renovables que aún representan un porcentaje muy bajo de los recursos energéticos.

El peligro de la contaminación es real ya que se calcula que 4.000 personas mueren al día por culpa de la nube tóxica. Unas cifras similares a las existentes en Londres en el siglo XIX. Se entiende pues que el gobierno chino sea el primer inversor de las renovables.

Vía: Xakata

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta