El peculiar gusto de Trump con respecto a sus coches es de sobra conocido. Esperemos que no tenga en cuenta estos extravagantes vehículos propuestos por el director de cine y guionista sudafricano Neill Blomkamp, con nacionalidad canadiense. Aunque conociendo su casa ático con las paredes forradas de oro, probablemente también las sábanas, es difícil defender esa postura.

Queda por tanto ver cómo lidia el presidente de los Estados Unidos con la sobriedad de la casa blanca y sus vehículos. Mientras tanto, el director holibudiense le ofrece una serie de ideas para su nuevo séquito de vehículos de transporte entre ellos, una limusina forrada de oro o una avión con cubierta de cristal.

Utilizando elementos reales, Blomkamp, director de Distrito 9 y Elysium, reimaginó Air Force One y la limusina presidencial Trump. Aunque el avión propuesto se haya construido en Europa, el director de cine apuesta por este avión que se puede observar en el vídeo para uso personal del presidente. Sobre todo por los cañones masivos del Airbus A380 que le permitiría bombardear cualquier país enemigo mientras realiza un viaje diplomático. Al ser el avión más grande del mundo, le otorgaría aún más reconocimiento a su poseedor del trasatlántico, con posibilidad de colocar un jardín en la parte superior.

Y para moverse por carretera, este sedan estirado, parte Batmobile, parte fuente de casino soporta una estatua en la parte delantera de una mujer sobre un águila, perfectamente sustituible por un busto del presidente. Rodeado de un de los coches de policía, el desfile se asemeja a los de un emperador romano en triunfo a la cabeza de su ejército tras la victoria.

Fuera de toda broma, el gobierno estadounidense ha solicitado un nuevo Air Force One y una nueva limusina para el presidente, aunque se desconoce aún cuándo entrará en servicio.

Vía: Motor 1

1 COMENTARIO

Deja una respuesta