La FIA (Federación Internacional del Automóvil), de la que forma parte la RACE (Real Automóvil Club de España), ha lanzado la campaña A Better Deal For Motorists. En aras de que la Comisión Europea se plantea aumentar impuestos a los conductores, analizan el uso de los ingresos obtenidos de impuestos derivados del uso del coche.

La base de esta protesta es el estudio Road taxation and spending in the EU del pasado junio, encargado por la propia organización. Lo utilizan como prueba de que los conductores ya pagan suficientes impuestos y que ni siquiera se reinvierten en ellos. Quieren evitar pagar más demostrando que aportan lo suficiente.

En 2013, la Unión Europea ingresó más de 286.000 millones de euros entre el impuesto de matriculación, el impuesto de propiedad, el impuesto sobre carburantes, el impuesto de circulación, peajes… El 74% fueron directamente de turismos y motocicletas. El gasto de los gobiernos en infraestructuras se quedó en 178.000 millones y se reduce cada año. La FIA considera que el coste de los impuestos es ya lo suficientemente alto, por lo que la clave es reinvertir los beneficios ya existentes.

Las conclusiones de la iniciativa dictan así: “Los beneficios de los impuestos exceden por mucho el coste necesario para mantener las redes de carreteras de Europa. La contribución tan significativa de los impuestos de carretera y los beneficios resultantes para la sociedad deberían ser reconocidos.

La Unión Europea debería comprometerse a proporcionar una red segura que apoye las necesidades diarias de las personas. A la luz de los impuestos y tasas tan altos que ya pagan los conductores, los gobiernos deberían parar antes de proponer cargos adicionales y hacer mejor uso de los ingresos ya generados. Esto ayudará a permitir que circular siga siendo accesible y a mantener el libre movimiento de personas en la Unión Europea”.

Fuente: A Better Deal For Motorists
Imagen: Flickr de la FIA

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta