Sergio Marchionne, CEO de Fiat, había anunciado que la fusión de Fiat y Chrysler se completaría en 2014 y el directivo italocanadiense ha cumplido nada más empezar el año. El fabricante italiano Fiat ya controlaba un 58,5% de Chrysler y ahora se hará con el 100% de la compañía norteamericana por 3.650 millones de dólares (2.647,4 millones de euros).

El grupo italiano ha alcanzado un acuerdo con el fondo de inversión que controla las pensiones de los empleados de Chrysler (Veba por sus siglas en inglés), que controla el 41,5% restante de la compañía. El acuerdo acaba con dos años de disputa sobre el precio de la transacción, que llevó a las partes a los tribunales. Ahora, han llegado alos 3.650 millones, 1.900 se pagarán a través de un dividendo extraordinario de Chrysler. Los restantes 1.700 serán pagados por Fiat en efectivo.

fiat_chrysler

FIAT se alió con Chrysler en 2009 cuando la empresa estadounidense entró en suspensión de pagos como consecuencia de la crisis económica. Con el acuerdo firmado el pasado sábado (que se hará efectivo el 20 de enero) se podrán consolidar los planes inversión del Grupo (que variarán ostensiblemente respecto a los planes de futuro de Fiat conocidos a principios del año pasado.

Ahora, además de contar con liquidez (Chrysler tiene pingües beneficios, mientras que Fiat perdió 1.000 millones de euros en Europa en 2012), también existirá una estructura comercial común. Y es que, a pesar de estar integradas de facto desde hace tiempo, el hecho de contar con Veba en el accionariado obligaba (hasta ahora) a usar el capital de Chrysler en proyectos exclusivos de Chrysler, nada a proyectos globales.

Las sinergias derivadas de compartir plataformas ya se notaron con fuerza en las cuentas de Chrysler. Ahora debería ocurrir algo similar con Fiat, líder en el pujante mercado brasileño, pero que todavía sufre la crisis de las ventas en el Viejo Continente. Para ello resulta clave (no tanto por volumen, sino en lo económico) recuperar Alfa Romeo, cuya resurreción ha comenzado con el Alfa Romeo 4C. Este año deberíamos también conocer el nuevo Spider (desarrollado junto a Mazda) y también deberían darse los primeros pasos para desarrollar una plataforma de tracción trasera completamente nueva para el futuro Alfa Romeo Giulia, que será compartida con modelos de Chrysler y Dodge.

La única firma resultante (de la que por ahora se desconoce el nombre) podría cotizar en Milán y Nueva York. En la nota en la que el grupo italiano oficializó el acuerdo con Veba, Marchionne y el presidente de Fiat, John Elkann, usaron expresamente el nombre Fiat-Chrysler para referirse a las dos empresas. El grupo resultante de la fusión ocuparía la sexta plaza entre los principales fabricantes mundiales de automóviles por número de coches vendidos y contaría con una facturación de más de 80.000 millones de euros.

Comunicado oficial: Chrysler Group

2 COMENTARIOS

Deja una respuesta