La historia de Google y los animales no ha hecho más que empezar. Después de conocer la historia del camello Raffia que carga con la cámara del gigante estadounidense por el desierto, esta chica debió de leer nuestro post y preguntarse por qué no cargar una cámara de 360º al lomo de una oveja y mostrar parajes en los que el coche de Google no había rodado todavía.

Un día de abril, Durita Dahl Andreassen, enamorada de su país natal al cual considera “el lugar más bello del mundo”, pensó que era una pena que su isla se sumase a los lugares sin imágenes de Google Maps y, siguiendo la filosofía del “háztelo tú mismo”, comenzó a fotografiar los campos y ciudades de su hermosa tierra utilizando para ello una oveja.

Para conseguir una buena sujeción de la cámara a la oveja, contó con la ayuda de un diseñador que creó un arnés especial que se envuelve alrededor de la cintura ovina y mantiene la cámara firme a la espalda del animal. Una vez puesta en marcha la bola de lana, la cámara cuenta con unos paneles solares sujetos al arnés que la mantienen encendida durante todo el trayecto en el que efectúa una foto por minuto. Todas las imágenes son luego compartidas por Durita en Google Street View.

La joven cuenta con el apoyo de la oficina de turismo de Faroe la cual utiliza sus vídeos en su campaña “Visit Faroe Islands”. Con el hashtag #wewantgooglestreetview, los faroeses suben fotos de su localidad a Instagram decididos a no parar hasta que Google se digne a visitar su isla con un montón de cámaras para su servicio de Street View.

¿Dónde están las islas Faroe?

Las islas están situadas al norte del Atlántico entre Escocia, Noruega e Islandia, al norte de Reino unido. Están habitadas por casi 49.200 ciudadanos y cerca de 80.000 ovejas, Faroe se traduce como “islas de ovejas”, repartidos en sus 1399 kilómetros cuadrados de superficie. Con 18 ínsulas, este pequeño archipiélago es un país autónomo del Reino de Dinamarca, pero independiente de la Unión Europea.

pantallazo video google sheep

Las ovejas ayudarán a mejorar la visibilidad del país y los recursos de Street View donde ya se pueden ver lugares como el interior del museo Guggenheim de Nueva York, las profundidades del océano e incluso escenas del pasado. Si pudieran, las ovejas se quejarían al gigante Google por esta injusta discriminación en la que suben al punto más alto de Europa Occidental, el Mont Blanc, pero omiten visitar sus islas. De momento hacen lo que buenamente se les da mejor, pastar y balar por las praderas de Faroe.

Fuente: The Faroe Island
Galería de fotos:

Ver galeria (6 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta