No cabe duda de que el gran protagonista llegado de Sant´ Agatha Bolognese en el pasado Salón de Ginebra fue el Lamborghini Centenario, pero la firma italiana en manos del Grupo Volkswagen reservaba un espacio de su stand para el Huracán LP 580-2, la versión de tracción trasera, y una edición especial, el Lamborghini Huracán LP 610-4 Avio, limitada a 250 unidades y que rinde homenaje a la aviación.

La aeronáutica siempre ha sido una de las grandes referencias de diseño del fabricante. De hecho, para arrancar sus modelos hay incluso que levantar una tapa para acceder al botón de encendido, los mandos de la consola se inspiran en la cabina de un avión y también imitan a este mundo los gráficos de la pantalla TFT de 12,3 pulgadas del cuadro de instrumentos.

Lamborghini Huracán LP 610-4 Avio 2016 zaga

El Lamborghini Huracán Avio diferencia su carrocería del resto de la gama con detalles como las líneas (blancas o grises) que recorren paragolpes delantero, capó y techo, a juego con las entradas de aire y los faldones laterales, así como el añadido inferior del parachoques delantero. En las puertas, unos adhesivos con el logotipo L63 (por la inicial de la compañía y el año en que fue fundada) se adornan con una escarapela tricolor entre letra y número, un detalle utilizado en la aeronáutica para distinguir la nacionalidad de la nave.

Esta edición se puede elegir en cinco colores diferentes, desde el Grigio Falco con acabado nacarado que ves a en las imágenes a los Verde Turbine, Grigio Vulcano, Grigio Nibbio, y Blu Grifo, en mate y con nombres que hacen referencia a los cursos de la Academia de la Fuerza Aérea italiana.

Lamborghini Huracan Avio 2016 interior

En el habitáculo de esta edición especial cobran especial protagonismo el cuero y la Alcántara. En este material se han tapizado los asientos, de color negro cosidos con hilo de color blanco y el logotipo L63 bordado en los respaldos. El  están presentes en todo el habitáculo.

No hay cambios en el apartado mecánico del Lamborgini Huracán LP 610-4, movido por un motor de diez cilindros dispuestos en V de 5,2 litros de cilindrada que rinde 610 CV de potencia máxima a 8.250 rpm, acoplado a un cambio automático de doble embrague y tracción a las cuatro ruedas, como el resto de las versiones. Gracias a él puede alcanzar 325 km/h de velocidad punta y acelerar de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos.

Fuente: Lamborghini
Galería de fotos:

Ver galeria (3 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta