No existe mejor manera de conocer el verdadero valor de un producto que probarlo. Es la base de las críticas de cine, los análisis de videojuegos, reseñas de cómics, pruebas de coches… Toca el producto, siéntelo, analízalo, busca sus cualidades y sus defectos, describe lo que te provoca. No existe mejor manera de demostrar lo que vale algo… Ni mejor marketing que unos usuarios felices con lo que tienen.

Un cliente feliz es un cliente que habla de ti. Que te recomienda, que es un apasionado de lo que ofreces. Irá a una quedada con sus amigos y presumirá de lo que tiene. Navegará online y defenderá que su marca es mejor que otra. Disfrutará con el producto que tiene entre sus manos. Volverá con casi toda certeza.

Nada debe gustar más a un fabricante de coches que ver por la calle sus vehículos. Escuchar a clientes satisfechos que presumen de motor, de calidad, de sensación al volante. Sin duda debe entrarles un poco de orgullo en el cuerpo. Todos ellos adoran lo que les ofrecen, no como ese otro que está aparcando un automóvil de la competencia y.. ¡Espera! ¿No es ese un empleado suyo?

Parking

Si un cliente feliz es una buena manera de generar publicidad, que un empleado de tu compañía no utilice tu producto tiene un efecto totalmente opuesto. Si ni tus trabajadores creen en lo que hacen, ¿por qué lo haría el resto? Pero será cuanto mayor sea la posición de quien use a la competencia.

Lo cierto es que es casi inevitable que este hecho se de. Salvo que ya lleves unos años trabajando en un sitio, es más fácil que tengas algo de la competencia. No puedes obligar a que compren lo tuyo, al menos no en inversiones tan grandes como un vehículo que usarás no solo en tu tiempo de trabajo, sino en tu vida personal. Lo que sí puedes hacer es intentar meterlo bajo la alfombra y ocultar que sucede. Así es como nacen las divisiones de parking.

Divisiones de parking: un fino velo

Las divisiones de parking son una solución común entre los fabricantes de coches para evitar dar publicidad a la competencia y mostrarse ellos mismos como una marca más competente. No tiene misterio en cómo funciona: se establecen dos parkings cuya diferencia es la marca que estés utilizando. Si usas la de casa, aparca aquí a la vista de todos. Si usas la de fuera… Mejor ve un poquito más lejos y donde haya sombra.

La distancia y posición varía según la compañía. Tampoco todas aplican esta medida, pero es algo común. David Tracy, de Jalopnik, habla de su experiencia trabajando para Fiat Chrysler. Habla de cómo existe esta medida como política oficial de la empresa. Si aparcas un vehículo de la competencia en el parking de “Solo Chryslers”, te pueden multar o incluso poner un cepo en el vehículo. Esto último es lo peor que puede pasarte. Toca hablar con tu supervisor para que él hable con seguridad y te quiten el cepo.

David Tracy cuenta también cómo asistía junto a su hermano al centro técnico para enseñarle dónde trabajaba. Su hermano conducía un Toyota y cuando llegaron se dieron cuenta de que tendrían que buscar otro sitio para él más lejos. Acabaron estacionando muy lejos debido a esta medida.

Varios Fiat Chrysler en línea

Más testimonios de estas practicas se pueden leer en este hilo de Reddit. Ford, GM, Audi y Volkswagen están entre las compañías que apoyan las divisiones de parking. Una manera en la que lo aplican es un parking en la parte delantera, de cara al público, para los coches de la marca. El parking trasero es el reservado para la competencia.

El usuario Nariek habla de la experiencia de su abuelo en los 80 trabajando para GM. “Conducía un Mazda B2300, simplemente porque decía que ninguna compañía americana hacía un buena camioneta compacta. Se lo rayaron, le arañaron las ruedas y le echaron mucha mierda encima por tener un vehículo extranjero. Me alegro de que no suceda esto hoy en día”. Otro testimonio asegura que en los años 70 y 80 pasaba lo mismo con coches japoneses en Detroit.

Las tensiones a este respecto existen incluso entre compañías que operan bajo el mismo paraguas. Por ejemplo, en Kia existe resquemor hacia Hyundai, su accionista mayoritario. Por eso relegan los coches de la compañía a parkings de la competencia. Por su parte, Hyundai no tiene problema en considerar los Kia apto para el aparcamiento de la compañía.

No es difícil de entender por qué las compañías llevan a cabo las divisiones de parking, a pesar del perjuicio que puede suponer para sus empleados. Sin embargo, como dice David Tracy, las cartas están marcadas en este juego. En el momento que sabes que tu parking está lleno de tus coches porque es así por norma, pierde eficacia. Pasa de ser una manera de mostrar fortaleza a una manera de crear dudas. Si aplicas esto, ¿hasta qué punto crees que les ofreces a tus empleados los mejores automóviles del mercado y la mejor opción a la que pueden aspirar? Mientras existan las divisiones de parking, esto es una pregunta sin respuesta.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta