A lo largo de la historia hemos visto un sinfín de coches de carrera, ya sean en la Fórmula 1, las 500 Millas de Indianápolis, las 24 horas de Le Mans y otras carreras de este tipo. Para intentar ganar estas carreras, los diseñadores buscan nuevas fórmulas para intentar sacar algunas décimas al crono, aunque bien es cierto que en otras épocas se podía experimentar con las formas para así lograr una mayor velocidad.

A continuación os mostramos los quince coches de carreras más extraños que hayas visto, a cada cual más asombroso, una recopilación de 90 años de diseños extravagantes:

1923. Bugatti type 32 tank

Este coche, pensado para correr grandes premios, fue desarrollado en 1923 por Ettore Bugatti, considerado uno de los primeros estudiosos aerodinámicos en automoción. Por aquella época, Bugatti lo bautizó con el nombre de Type 32 tank. ¿Cómo se le ocurrió la idea de este coche tan singular? Copió la sección de un ala de avión y creo una carrocería única ganándose de inmediato el apelativo de tanque.

Bugatti type 32 tank

Como a principios de 1920 no existía la soldadura eléctrica, el armado de la carrocería del Bugatti Type 32 se hizo uniendo las partes con remaches. Además, el sistema de frenado también era novedoso. Los frenos posteriores se accionaban mediante palanca (cable) y los anteriores mediante pedal (hidraúlicos). La caja de cambio era de tres velocidades y estaba muy mal situada en el puesto de conducción, lo que provocaba generalmente fatiga al piloto.

En total, se fabricaron cuatro Tank, todos inscritos en el Gran Premio de Tours (Francia). Finalmente, Bugatti se quedo con uno y vendió tres. Uno de ellos puede  verse en la Ciudad del Automóvil de Mulhouse.

1951. Piero Taruffi Italcorsa/ TARF II

Este vehículo fue diseñado por el piloto e ingeniero Piero Taruffi que, a sus mandos, consiguió batir siete récords oficiales de velocidad entre los años 1951 y 1952. Esta bestia utilizaba un propulsor Maserati de cuatro cilindros con sobrealimentación de dos etapas y una potencia final de 290 CV.

Italcorsa TARF II

Aquí debajo os dejamos un vídeo que os muestra como se llevan al Piero Taruffi en grúa por las calles de Mónaco. Todo un acontecimiento:

1956. Ferrari Dino 156

El Ferrari Dino 156, con forma de nariz de tiburón, fue uno de los coches más emblemáticos a principios de los años 60. Fue construido en 1956 y bautizado en memoria del hijo de Enzo Ferrari. En 1964 consiguió su última victoria a manos del Italiano Lorenzo Bandini el el Gran Premio de Austria.

ferrari-156 Dino

Montaba un motor V6 a 120 grados que otorgaba 190 CV con un cúbicaje de sólo 1,5 litros, de acuerdo a la normativa del año 1961. Del Ferrari Dino 156 se crearon numerosas variantes del diseño original, que dieron lugar a nuevos coches, cuyo origen se recuerda en sus nombres.

1968. Chaparral 2H

El 2H fue un coche destinado a correr en la temporada de la Can-Am del 68, la serie canadiense-americana de carreras con motores de cilindrada ilimitada.

Chaparral 2H

¿Qué podemos destacar del Chaparral? Contaba con un enorme alerón central, una caja automática de 3 velocidades, una primitiva “suspensión activa”, que todo el tiempo mantenía la altura del vehículo, y un motor Chevrolet V8 de 7.0 litros.

1974. Ferrari 312 B3 Quitanieves

El Ferrari 312 B3, o más conocido como el Quitanieves, fue un éxito en la temporada 1974, plantando cara a los exitosos Tyrrell y Lotus de la temporada anterior. En ese año Niki Lauda ganó el Campeonato de España con un Ferrari 312 B3.

Ferrari 312 B3 Quitanieves

El Quitanieves montaba un motor V12 de 2.992 cc y rendía 490 CV de potencia a 12.500 rpm. Tenia un peso de 582 kg. Pese a ser tan innovador no logró los resultados esperados.

1976. Tyrell P34 de…¡seis ruedas!

El Tyrell P34 fue un coche de Fórmula Uno diseñado por Derek Gardner, diseñador jefe de Tyrrell. Este F1 tan atípico participó en el mundial de 1976 con Jody Scheckter y Patrick Depailler como pilotos, logrando un gran doblete en el el GP de Suecia. En 1977 lo pilotaron Ronnie Peterson y Patrick Depailler, y un año más tarde nuevamente Depailler, esta vez junto a a Didier Pironi.

Tyrell P34 seis ruedas 2

Desgraciadamente, el peso extra que suponía la suspensión delantera, y sobre todo el hecho de que Goodyear aparcara el desarrollo de los neumáticos pequeños para centrarse en los de tamaño estándar, pusieron fin a una idea que podía haber funcionado.

1978. Brabham BT46B

El Brabham BT 46B era un monoplaza de Fórmula 1 creado por Gordon Murray en el año 1978, basado en el Chaparral 2J de Jim Hall. Murray incorporó en la parte trasera del Brabham BT46B un enorme ventilador que aumentaba el flujo de aire por debajo del automóvil y, por el efecto Bernoulli, incrementaba la adherencia a la pista. El único problema es que los dispositivos aerodinámicos móviles estaban prohibidos por la FIA. La idea de Murray para saltarse la norma fue alegar que se trataba de un ventilador de enfriamiento.

Brabham BT46B

Este F1 estaba equipado con un motor Alfa Romeo de 12 cilindros en disposición bóxer. El chasis era una estructura de aluminio honeycomb, y los frenos contaban con pastillas de fibra de carbono sobre discos metálicos. El Brabham BT46B ganó el Gran Premio de Suecia de 1978 a manos de Niki Lauda, pero poco después el vehículo fue declarado ilegal por la FIA.

1978. McLaren M26

Esta innovación de alerón sobre alerón, fue vista en el Gran Premio de España de 1978. Tenía el objetivo de sacar el máximo partido en el tren delantero, y para ello añadieron un alerón adicional para proporcionar más apoyo. Este invento de McLaren en la F1no funcionó, y el aparatoso y molesto diseño solo corrió en el GP de España de ese año, celebrado en el Jarama.

McLaren M26

Más tarde, en el 2001, la marca británica Arrows montó un alerón sobre alerón para buscar más apoyo en el circuito de Mónaco. Por desgracia para ellos, le costó 160.000 euros de sanción.

1979. Ensign N179

Ensign N179

Los diseñadores de este coche de carreras pensaron en poner un radiador en la parte frontal en vez de colocarlo por debajo del coche. Con esto creían que no se sobrecalentaría el motor…pero al final los pilotos se acababan abrasando al tragar todo el calor que provenía de los radiadores. ¿Cuál fue su resultado? 0 puntos.

1981. March 817

El March 817 fue un prototipo de coche de carreras británico que fue construido en marzo de 1981 con la menta puesta en participar en la carrera Can-Am (al igual que el Chaparral 2H).

March 817

Al contrario que muchos coches de carrera con diseños extravagantes, el March 817 sí consiguió victorias, como por ejemplo la que consiguió el equipo de Paul Newman (Paul Newman Racing).

1982. Eagle Aircaft Flyer Special

Es difícil de creer, pero las 500 Millas de Indianápolis solía ser un escaparate para los diseños extremadamente innovadores, como el Eagle Aircraft Flyer Special de 1982.

Eagle Aircraft Flyer Special

Apodado Cropduster, o en su traducción “avión fumigador”, fue impulsado por un Chevy V8 y conducido por Ken Hamilton (padre del piloto de IndyCar más reciente Davey Hamilton). Por desgracia, no pudo correr lo suficientemente rápido como para calificar entre los 33 primeros coches y, por desgracia, nunca se inscribió en otra carrera.

1983. Benetton Tyrrel 012 Boomerang

Benetton Tyrrel 012 Boomerang

El Benetton Tyrrel 02 de 1983 fue sin duda un coche revolucionario, ya que, como vemos en la imagen, adopta un alerón trasero en forma de boomerang durante el Gran Premio de Austria de 1983. Además, será recordado por ser el primer Tyrrel en usar fibra de carbono. En dicho Gran Premio clasificó en la decimoctava posición de un total de 26 coches. Por lástima, en carrera no pudo terminar por un accidente.

2004. BMW H2R

BMW H2R, de 2004 era un prototipo que destaca por utilizar hidrógeno en vez de gasolina o gasóleo. Este prototipo llevaba un motor V12 6.0 litros basado en el del BMW 760i, aunque bastante modificado para poder funcionar con hidrógeno, y conseguía así una potencia de 235 CV (el motor original entregaba 445 CV). Su velocidad máxima de 300,88 km/h.

BMW H2R 2

De este modo, los inyectores (distintos a los convencionales) se modificaron de lugar, colocándolos en la toma de admisión en vez de en la cámara de combustión (el 760i tiene inyección directa). La carrocería está hecha con fibra de carbono.

2008. El Honda RA108

El Honda RA108 fue el último coche de Fórmula 1 diseñado por el constructor Honda Racing F1 Team. Fue diseñado por Shuhei Nakamoto y compitió en la temporada 2008 de Fórmula 1 de la mano del británico Jenson Button y del brasileño Rubens Barrichello.

El Honda RA108

Como se pueden ver en las imágenes, el Honda RA108 estaba lleno de orejas y alerones por todos los lados. Estos Honda contaban con una trabajada aerodinámica, pero no se puede decir lo mismo de la potencia del motor. Los resultados no estuvieron a la altura de las expectativas, a pesar de superar la cantidad de puntos sumados por el Honda RA107 el el año anterior.

2013. Camaro Invertido

Camaro invertido

A pesar de tratarse de una parodia que participó en Le Mons, la carrera “para coches de 500 dólares”, no podíamos dejar de mencionar en esta lista al Camaro invertido. Se trata de una fusión de un Ford Festiva de 1990 (con un pequeño y desgastado motor de 1.3 litros de cuatro cilindros que tenía la friolera de más de 300.000 km.) y un Chevrolet Camaro de 1999. Aún así completó las 228 vueltas en Le Mons y se llevó el premio Index of Effluency, que destaca al coche menos fiable pero con mejor desempeño en la pista.

Vía: Jalopnik, sub5zero, motorpasion
Fotografías: Wikipedia Commons

2 COMENTARIOS

Deja una respuesta