El mundo está en constante desarrollo tecnológico, cada día salen al mercado tecnologías innovadoras nunca antes vistas, y en este caso, el mundo de los automóviles no iba a ser menos.

Brain4Cars, de los que ya te habíamos hablado, ha desarrollado un ordenador de a bordo capaz de analizar el comportamiento de un conductor al volante, prediciendo en todo momentos los movimientos que va a realizar. Este ordenador nace con el objetivo de minimizar los errores del conductor, debido a que gran parte de la población está más pendiente de los smartphones que del propio volante.

BRAIN4CARS

Ya son varias las marcas que están probando sistemas capaces de monitorizar las posiciones de la cabeza y los ojos, para así poder detectar posibles distracciones. Este sistema es capaz de analizar el lenguaje corporal y el comportamiento previo a una acción.  Esta manera de rastreo y anticipación se ha materializado en el proyecto Brain4Cars, que como puedes observar en el siguiente vídeo es capaz de evitar una colisión con un ciclista, gracias al estudio previo de la mirada del conductor.

A día de hoy, muchos coches de alta gama incorporan sensores que emiten ciertos avisos de seguridad, como sistemas de frenado automáticos. Este sistema podría activarlos sin necesidad de que el humano

Toda innovación que nos reporte seguridad debe ser bienvenida, pero creo que también deberíamos concienciarnos del uso de dispositivos móviles, ya que son fuente de distracciones y causa de la mayoría de accidentes. No hay más que echar un ojo a los datos de siniestralidad en Estados Unidos, donde más del 90 % de los accidentes que ocurren son por error humano. Buena parte del problema radica en los diseños de las consolas centrales, cada vez más interactivas… y fuentes de distracción. A nivel de diseño y utilidad han dado un paso adelante, las pantallas han dado un toque futurista y moderno. Pero sin embargo, en el apartado seguridad hemos retrocedido, pues la mayoría de las veces estamos más pendientes de la propia pantalla que de la carretera.

En un futuro probablemente no haga falta que vayamos pendientes, ya que los coches quizás conduzcan por si solos, pero hoy en día debemos prestar atención a los espejos y a la carretera, para así evitar sustos que puedan pasar a mayores.

Fuente: Brain4Cars