Todos sabemos que los autobuses de Londres son una de las imágenes más míticas de la ciudad, cumpliendo dos funciones: transporte público y atracción turística.

En 2009 Londres ya anunciaba sus intenciones de reducir la contaminación y el gasto en combustible en la ciudad con la llegada de seis autobuses eléctricos de Volvo. Desde entonces se han puesto en circulación más de 1.300 autobuses híbridos y se han actualizado 1.400 autobuses convencionales, para reducir sus emisiones.

Ahora Boris Johnson, el alcalde de Londres, ha desarrollado la Declaración Global de Autobuses Limpios (no contaminantes junto al Grupo C40 de Ciudades comprometidas con el Cambio Climático, a las que recientemente se ha unido Barcelona, para ir un paso más allá.

London Volvo Bus

Hace unos días Boris Johnson anunció la llegada de los autobuses puramente eléctricos a la ciudad. La flota de autobuses de dos plantas ya es una de las menos contaminantes del mundo, pero quieren seguir reduciendo las emisiones, con un objetivo fijado: que en 2016 sean la mitad en comparación con 2008. Grandes multinacionales como Volvo, BYD, Wright Bus, Evo Bus y Green Investment Bank apoyan esta decisión.

Estos autobuses empezarán realizando la ruta 16, entre Cricklewood y Victoria Station en octubre de este mismo año. En 2020 todos los autobuses de Londes de una sola planta tendrán cero emisiones y los 3.300 autobuses de doble planta cumplirán con la normativa Euro 6.

El alcalde de Londres aseguró que el mítico autobús de doble planta “va a ser más “verde” que nunca. No podría estar más satisfecho de que Londres sea anfitriona de estos autobuses puramente eléctricos, y estoy seguro que los usuarios de la ruta 16 lo acogerán con gusto. Londres es el líder mundial en autobuses ecológicos pero no podemos hacerlo solos, y eventos como el Clean Bus Summit son clave para el progreso”.

Además, a partir de octubre Transport for London innovará en el desarrollo de los mecanismos de carga de vehículos eléctricos, lo que permitirá que estos autobuses carguen su batería mientras están esperando en la parada. Un gran ejemplo de progreso y compromiso con el medio ambiente que esperamos dentro de unos años esté presente en otras grandes ciudades.

Fuente: Mayor of London

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta