Hay que reciclar y reutilizar todo lo que se pueda para hacer del mundo un lugar más sostenible, y el Departamento de Energía estadounidense se ha puesto manos a la obra en el laboratorio, para tratar de reutilizar todos los neumáticos antiguos que nadie usa.

Han conseguido desarrollar un proceso gracias a al equipo de científicos del laboratorio nacional de Oak Ridge. Este proceso consiste en la descomposición de los materiales orgánicos de los neumáticos con calor y en ausencia de oxígeno. De esta manera se consigue recuperar el carbón negro de la goma.

ciclo-neumaticos-bateriaEste carbón extraído es parecido al grafito que se suele usar en las baterías, con la diferencia de que no sería necesario gastar más recursos de la tierra ya que se podrían conseguir de manera hecha por el hombre. De hecho, probado en laboratorio, la capacidad de generación de energía es mayor en el carbón extraído de los neumáticos que en el propio grafito usado de manera mas común.

Todo son ventajas por el momento. En cuanto este sistema pase a funcionar a una escala mayor, podrá venderse para que las grandes empresas empiecen a usarlo en los procesos industriales de fabricación de baterías, haciendo las baterías incluso más baratas de lo que son hoy en día.

Además, a pesar de que ya existe el recauchutado de neumáticos y conocemos otros grandes usos para los neumáticos viejos, como cuando se convierten en campos de fútbol, parques infantiles o material de construcción preparado para insonorizar hogares, no está nada mal que vuelvan, aunque de otra manera y con otra función muy diferente.

Fuente: Oak Ridge National Laboratory
Foto: cc Flickr myklroventine

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta