Mucha gente asocia, y es lógico, a los coches sin conductor con los coches de Google. Pero el futuro de este tipo de vehículos va más allá, ya que la conducción autónoma tiene mucho que ver con los camiones. Es más que posible, aunque suene poco glamouroso, que los primeros vehículos autónomos que veamos circulando a nuestro lado sean camiones. Y no lo decimos nosotros, lo dicen los expertos.

Ha sido Ümit Özguner, profesor de Centro de la Universidad del Estado de Ohio para la Investigación Automotriz, se ha atrevido a aventurar que los primeros coches sin conductor serán camiones, y que la primera oleada de este tipo de vehículos autónomos operativos serán destinados a entregas de larga distancia. Esta idea forma parte del proyecto Sartre de Volvo, que consiste en crear convoyes de vehículos dirigidos por un solo conductor humano, que se sitúa en la cabecera, mientras que el resto lo siguen de forma autónoma.

Básicamente sería el mismo proceso que realizan los ciclistas cuando van en pelotón, con el objetivo de crear una estela de menor resistencia del aire, por lo que ayudaría también a reducir el consumo de combustible. Además, son más seguros, ya que requieren de menos intervención humana y permiten a los conductores llegar menos estresados. Con todo esto, el proyecto también pretende mejorar la seguridad del tráfico, reducir el impacto ambiental y, gracias a un control de velocidad uniforme, reducir el riesgo de atascos de tráfico.

comboy camiones 2Özguner estima que con el tiempo se puede eliminar la presencia del primer piloto también. Aún así siguen y seguirán surgiendo dudas del tipo jurídicas, como por ejemplo, ¿a quién le toca pagar si un coche de este tipo causa un accidente, al fabricante del hardware, a la compañía de seguros del conductor, o el controlador del vehículo?

El video que os mostramos aquí debajo es de unas pruebas que se están llevando a cabo en Japón. En la última prueba, en una pista de pruebas en Tsukuba City, al norte de Tokio, la caravana de camiones recorrió 80 kilómetros. La Nueva Organización de Desarrollo Industrial de Tecnología Energética y financiada por el gobierno (NEDO) dice que el “pelotón” reduce los costos de combustible en un 15% por vehículo.

Por último, se espera que esta tecnología esté lista en el mercado en 2020, aunque solo con distancias más seguras entre los camiones, de entre 20 y 30 metros. En cambio, las distancias más cortas, de menos de 10 metros, no estarán listos hasta algún momento entre 2020 y 2030.

[raw]

[/raw]


Fuente: Tech Hive

2 COMENTARIOS

Deja una respuesta