Si ya se las ven y las desean los repartidores de pizza para repartir en el menor tiempo posible, ahora les ha salido un nuevo competidor a la carrera. Es el repartidor autónomo del que sabíamos hace poco su invención en Australia y que ahora ha llegado a Europa en manos de otra empresa para probar la fiabilidad de las calles de occidente.

El pequeño repartidor a cuatro ruedas es el resultado de meses de trabajo por parte de la compañía Starship Technologies, lanzada en 2014 por co-fundadores del programa de video conferencias Skype. De las pantallas a la calle, la meta del proyecto es realizar un reparto de paquetes y/o comida para consumidores que se encuentres en un radio de 3-4 kilómetros.

Desde el mes de julio, los ciudadanos de Reino Unido, Alemania y Suiza, como se puede ver en la galería inferior, han sido testigos de las pruebas de docenas de estos pequeños aparatos que circulaban a sus anchas por las calles europeas. Raro que no hayan elegido España para el test, cuando es bien sabido la cálida acogida que recibiría tanto por curiosos como por los agradecidos que lo tomaran como ofrenda.

repartidor sobre ruedas (13)

La meta del proyecto es reducir el coste del reparto convencional hasta 15 veces más barato. Su uso, además, se simplifica a una app desarrollada por la compañía en la que el consumidor determina la hora en la que estará en casa. A esa hora, el robot se acercará al lugar indicado sorteando viandantes automáticamente gracias a sus sensores y la monitorización de un asistente de la empresa en el caso de que necesite apoyo. La desventaja es su limitación a áreas de 1.000 hogares por 1,6 kilómetros cuadrados, no apto para lugares céntricos.

Colaborando estrechamente en el desarrollo del producto están nombres de empresas de reparto de comida conocidas como Just Eat, la alemana Hermes o la recién creada startup Pronto.co.uk.. Todos ellos han participado en los tests de reparto para, según David Buttress, CEO de  Just Eat, “hacer la vida de nuestros clientes más fácil”, mientras llegue a su destino, y no te tengas que mover de tu sitio, suponemos que eso está asegurado.

Según datos de la empresa, de los 6.000 kilómetros recorridos por los robots probados desde inicios de año, se han cruzado con hasta 400.000 personas sin ningún tipo de incidente, quizás el ser humano está preparado para esta nueva tecnología o quizás aún no es lo suficientemente osado y avispado como para intentar algo, el tiempo dirá. Esperemos que sea lo primero y nos llegue la pizza que hemos pedido.

Fuente: Starship Technologies
Galería de fotos:

Ver galeria (12 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta