Hace ya nada menos que 20 años que se presnetó el Lotus Elise en el Salón de Frankfurt. Desde entonces, se han vendido más de 32.000 unidades en todo el mundo. Pueden parecer pocas, pero para un coche de su concepción, enfocado a la pureza de conducción y la efectividad, es mucho. De ahí que la marca haya decidido homenajear a su producto estrella. Y lo ha hecho con una edición especial, el Lotus Elise 20 Aniversario, con un equipamiento exclusivo y mejoras en relación peso/potencia.

El Lotus Elise 20 Aniversario, que sustituye al anterior Elise S Club Racer, equipa un motor sobrealimentado de 1.8 litros de cilindrada y 222 CV de potencia. Con él, acelera de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos y alcanzar 237 km/h. El consumo medio se sitúa en 7,5 l/100 km y las emisiones de CO2 en 173 g/km.

Estas cifras han sido posibles gracias a recudir una decena de kilos respecto al Elise S. Marca en la báscula 914 kg gracias a los cambios en la consola central, nuevos asientos deportivos y las llantas de aleación ligera. También se ha revisado el control de estabilidad y el de tracción para hacer el coche más divertido y que deslice más antes de que estos sistemas entren en acción… si el conductor no quiere desconectarlos, claro.

Podrá elgirse entre cuatro colores la carrocería (azul, verde, amarillo y plata), en contraste con el difusor trasero, los espejos retrovisores, la cubierta del arco antivuelco, todo ello en negro mate. El logotipo 20 aniversario aparece en salpicadero y asientos, así como en las aletas delanteras. Y es que, con un precio de 55.000 euros, al menos que se note algo.

Lotus Exige S Club Racer

Lotus Exige S Club RacerAdemás de rendir homebaje al Elise, la marca ha presentado el Lotus Exige S Club Racer. Es una edición especial que anuncia un precio de 78.500 euros  y unas prestaciones de escándalo.

El Exige S Club Racer es movido por el mismo motor 3.5 litros V6 que rinde 350 CV del Exige S. Con él acelera de 0 a 100 km/h en 4 segundos y alcanza 274 km/h. ¿La diferencia? Pesa 15 kg menos y cuenta con tres nuevos modos de conducción (Drive, Sport y Racer), que varían la respuesta de difereentes eementos del coche.

Su dieta de adelgazaminto ha consistido en montar puertas más ligeras, asientos más deporttivos, una nueva consola y tener una batería menos pesada. Tambien cuenta con mejoras aerodinámicas, como un alerón trasero más grande, un splitter frontal o fondo plano. Colin Cahpmamn estaría orgulloso.

Fuente: Lotus

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta