Poco ha durado la aventura de las versiones AMG Sport. Hace menos de un mes en Daimler avisaban que estos modelos deportivos, pero no integrados en Mercedes-AMG, volvían a entrar en el saco de los preparadores de Affalterbach.  No montarán los potentes motores V8 y V12 de los “pata negra” de AMG, fimados por un operario, pero no quieren ser menos que ellos y sus prestaciones estarán por encima del resto de la gama. El primero en llegar fue el Mercedes-AMG SLC 43 y en el Salón de Ginebra se presenta el Mercedes-AMG C 43 Coupé, heredero del C 450 AMG.

De acuerdo, no es el C 63 Coupé, pero el nuevo Mercedes-AMG C 43 Coupé no es manco. Cuenta bajo el capó con un motor biturbo de seis cilindros que rinde 367 CV entre 5.500 y las 6.000 rpm, con un par de 520 Nm entre 2.000 y 4.200 vueltas. Se envía a las cuatro ruedas (cuenta con la tracción total AMG Performance 4Matic que prima al eje trasero) mediante una caja de cambios 9G-Tronic de nueve marchas.

Mercedes-AMG C 43 Coupé, (A 205), 2016

Mercedes-AMG C 43 Coupé, (A 205), 2016
Mercedes-AMG C 43 Coupé, (A 205), 2016

No es tan salvaje como la gama 63 pero sus prestaciones son buenas, acelera de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos y alcanza sin despeinarse los 250 km/h. El consumo homologado está entre los 7,8 y 8 l/100 km gracias a que dispone de serie de Eco Start/Stop y la función planeo o “modo vela”.

Corazón deportivo, como ves, y también su carrocería lo es. Las diferencias estéticas son muy pocas con el 63 AMG. En la parte delantera encontramos el paragolpes con su base en forma de flecha característica… si bien la parrilla es diferente, con incrustaciones de tipo diamante en lugar de la doble barra de los AMG. En la zaga, un spoiler de carbono en la tapa del maletero, el escape con cuatro salidas y el difusor cromado integrado. Las llantas de 18 pulgadas (19 opcionales) de cinco radios y acabadas en negro brillante complementan atractiva silueta del Clase C Coupé 2016. Por si a alguien no le queda claro, las insignias Biturbo 4Matic, AMG y C 43, remiten al noble origen de nuestro protagonista.

Mercedes-AMG C 43 Coupé, (A 205), 2016

En el interior encontramos asientos deportivos tapizados en símil de cuero artico y microfibra con costuras en contraste de color rojo. Destaca el volante multifunción deportivo en cuero con zona inferior achatada y costuras rojas, como los cinturones, las molduras de aluminio o el cuadro de instrumentos AMG con diseño en bandera a cuadros y velocímetro que marca 280 km/h. Se respira deportividad por doquier.

Tecnológicamente, la marca nos cuenta que el Mercedes-AMG C 43 Coupé contará de serie con la suspensión AMG Ride Control de amortiguadores variables con tres programas (Comfort, Sport y Sport Plus). El conductor también podrá variar el comportamiento del coche con modos deportivos de gestión del motor, dirección y caja de cambios (Sport y Sport Plus) y los más relajados (Confort y Eco), asdemás del Individual.

También hay tres niveles de intervención del ESP, que varían según el modo seleccionado o se eligen manualmente. Y el cambio tiene un programa que simula un punta-tacón automático en las reducciones permite ir a más velocidad en el paso de marchas. El eje trasero multibrazo es de nuevo desarollo, las suspensiones  más duras, frenos mayores, y la dirección de desmultiplicación variable son otras de sus exquisiteces.

Fuente: Daimler
Galería de fotos:

Ver galeria (12 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta