Hace ya un par de años que el Mercedes-AMG GT 2015 llegó al mercado, el superdeportivo que sustituyó al Mercedes SLS AMG. Y, de igual modo que su predecesor, el actual modelo contará con una versión descapotable. Se trata del Mercedes-AMG GT Roadster, que llega con dos niveles de potencia sobre el mismo motor 4.0 litros V8 biturbo.

El nuevo Mercedes-AMG GT Roadster se descubre con una capota de lona de tres capas, que se abre y cierra de forma automática en apenas 11 segundos incluso en marcha, siempre que no se superen los 50 km/h. La marca nos cuenta que toda su estructura se ha realizado en magnesio, acero y aluminoi con el fin de contener el peso del coche. Podrá elegirse en tres colores, negro, rojo o beige, para combinarlos con hasta diez colores del interior y once para la carrocería.

Mercedes-AMG GT C Roadster 2017

Mercedes-AMG GT C Roadster 2017
Mercedes-AMG GT C Roadster 2017

Aunque se ha mantenido la esencia del Mercedes-AMG GT es cierto que existen diferencias que le dan un toque más elegente. Una de ellas es la parrilla, con 15 listones verticales cromados, similar a la que monta el AMG GT R, o las entradas de aire posteriores. También cuenta con un alerón eléctrico que se despliega en función de la velocidad alcanzada.

Mercedes-AMG GT Roadster 2017. Motor

Como te decíamos, hay dos variantes sobre el motor 4.0 litros V8 biturbo, ambos envían su potencia a las ruedas traseras mediante una caja de cambios de doble embrague y siete velocidades:

Mercedes AMG GT-Roadster y AMG GT C Roadster 2017
Mercedes AMG GT-Roadster (izquierda) y AMG GT C Roadster 2017 (derecha)

Mercedes-AMG GT Roadster: Ofrece 476 CV a 6.000 rpm y desarrolla 630 Nm de par motor máximo entre 1.700 y 5.000 rpm. Equipa suspensión deportiva AMG y un diferencial autoblocante mecánico en el eje trasero para garantizar un comportamiento ejemplar.

¿Sus prestaciones? Con un peso de 1.595 kilogramos, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4 segundos y, de seguir acelerando, alcanzaría los 302 km/h. Anuncia un consumo medio homologado de 9,4 l/100 km. A ello ayudan las trampillas en el frontal, que se cierran para mejorar la aerodinámica o abren para ayudar a refrigerar el motor, según corresponda.

Mercedes-AMG GT C Roadster 2017

Mercedes-AMG GT C Roadster: El motor se exprime hasta los 557 CV entre 5.750 y 6.750 rpm, con un par motor máximo de 680 Nm desde 1.900 a 5.750 vueltas, lo que lo sitúa entre el AMG GT S (510 CV) y el AMG GT R (585 CV). Sus prestaciones son increíbles pues alcanza los 100 km/h desde parado en 3,7 segundos y alcanza una velocidad punta de 316 km/h. Su peso asciende a 1.660 kg, por lo que su consumo homologado alcanza los 11,4 l/100 km. Se ha contenido con una batería de litio, suspensión con elementos de alumino, tapa del maletero en fibra de carbono…

Esta versión cuenta con otras mejoras para exprimir todo ese potencial, como un diferencial trasero controlado electrónicamente, vías ensanchadas, eje trasero direccional, amortiguadores de dureza variable, ajustes en la caja de cambios… y frenos y neumáticos más grandes, de 20 pulgadas en el eje trasero. De serie cuenta también con el modo Race (además de los convecionales), un escape con válvulas que se abren y cierra en función del modo de conducción para ajustar su tono y volumen.

Mercedes-AMG GT Roadster 2017. Interior y equipamiento

Mercedes-AMG GT C Roadster 2017

No hay demasiadas diferencias en el diseño del habitáculo, con esa consola central que imita las formas del V8 que se oculta bajo el capó o el salpicadero ancho y centrado en el conductor. Cuenta, exigencias de no disponer de un techo rígido, con protecciones antivuelco tras los asientos. En el AMG GT C tendrá de serie una tapicería de cuero nappa y el volante deportivo AMG forrado en cuero y microfibra Dinamica como el que monta el AMG GT S (habrá inniberables opciones para dejar un habitáculo a gusto de cada cliente).

Como novedad, el sistema Airscarf (una “bufanda” de aire caliente para que los ocupantes tengan la nuva y cuello calientes), ya que se monta por vez primera en los asientos AMG Performance. Este es uno de los numerosos opcionales, como los alucinantes equipos de sonido Burmester surround y Burmester surround high end (que usa el habitáculo como caja de resonancia en lugar de un subwoofer).

Fuente: Daimler
Galería de fotos:

Ver galeria (23 fotos)