El Mercedes Clase E 2016 llegó para seguir revolucionando el sector de las berlinas del segmento D. Este modelo, que es ya la décima generación, introducía una serie de tecnologías y novedades importantes. Se trataba del primer modelo de la familia, a la berlina le siguió el familiar Clase E Estate, después el Clase E Coupé y posteriormente el Clase E All-Terrain. El último que faltaba por llegar no podía ser otro que el Mercedes Clase E Cabrio 2017.

El destapotable también se renueva en el Salón de Ginebra siguiendo los pasos de sus hermanos. Este modelo lleva una capota de lona que ha sido heredada directamente del Clase S Cabrio. Se puede escoger en los colores marrón oscuro, azul oscuro, rojo oscuro o negro, y cuenta con un buen aislamiento. Se abre y cierra en apenas 20 segundos a velocidades hasta 50 km/h. Con la capota puesta el maletero tiene 385 litros, mientras que cuando está quitada se reduce a 310 litros.

 



A nivel estético es prácticamente idéntico al Clase E Coupé, con el que comparte dimensiones. Destaca por su aspecto dinámico que viene marcado porque es 15 mm más bajo que la berlina. También por la parrilla de diamante que está flanqueada por los faros LED, que opcionalmente pueden ser Multibeam LED. De serie viene con llantas de 17 pulgadas, aunque en Reino Unido son de 19 pulgadas.

El interior se mantiene igual que en el resto de modelos. Tiene cuatro plazas que son más amplias que en generaciones anteriores y utiliza materiales cuidados para seguir ofreciendo una gran calidad. En cuanto a diseño se introduce el sistema de las dos pantallas de 12,3 pulgadas (una para instrumentación y otra para multimedia). También tiene otros detalles como los botones táctiles o la iluminación ambiental.

Mercedes Clase E Cabrio 2017. Equipamiento

Todavía no conocemos la gama de motores del nuevo Clase E Cabrio, pero se espera que sea similar al del resto de modelos. Lo que sí se ha detallado han sido algunos detalles de su equipamiento. Su condición de descapotable hace que opcionalmente se ofrezca el Airscarf (calefacción para el cuello) y el Aircap (deflector eléctrico). Incluso cuenta con un climatizador capaz de adaptarse en función si se rueda descapotado o con capota.

El comportamiento del cabrio será ejemplar con la suspensión Direct Control que trae de serie. Sin embargo, también se oferta la Dynamic Body Control (con tres modos distintos) y la Air Body Control (que es neumática). No faltarán sistemas de seguridad como los pretensores de los cinturones, múltipes airbags o protección antivuelco.

Fuente – Mercedes-Benz

Galería de fotos:

Ver galeria (69 fotos)

1 COMENTARIO

Deja una respuesta