El regreso de una estrella. Así definen en Daimler al Mercedes Clase S Cabrio 2016, que será presentado el mes que viene en el Salón de Frankfurt con el objetivo de ser el descapotabñe más cómodo del mundo. Será la tercera carrocería de la gama, tras el Mercedes Clase S (ver prueba) y el Clase S Coupe (ver prueba).

Hay que remontarse unas décadas atrás para localizar en la gama del fabricante otro  descapotable de lujo con cuatro amplias plazas. Nada menos que 44 años, pues fue entre 1961 y 1971 cuando Daimler fabricó coches de lujo “sin techo”, sobre las series 111 y 112, dos descapotables caracterizados por el diseño, la exclusividad y la tecnología del momento. El linaje, interrumpido, vuelve a por el trono.

 

Mercedes-Benz W111 Pontón 1971 05

En esa década, Mercedes-Benz fabricó 7.013 unidades de los W111 y W112 descapotables en sus instalaciones de Sindelfingen. Basados en la berlina conocida popularmente como Pontón, por la forma de su carrocería (ver historia del Mercedes Clase S), los 220 SE Cabriolet con capota de lona mantenían la misma distancia entre ejes (2.750 mm) y de ahí el amplio habitáculo con cuatro plazas reales.

La versión más potente de la gama llegó en septiembre de 1969 con el 280 SE 3.5 Convertible, montaba un motor V8 de 3,5 litros que rendía 200 CV. Sólo se fabricaron 1.232 unidades de esta potente versión, que hoy están entre los coches clásicos más cotizados de la marca.

Mercedes-Benz W111 Pontón 1971 06

Si nos remontamos más atrás, encontraremos descapotables de lujo firmados por la marca de Stuttgart. Desde los años 20 han fabricado automóviles descubiertos. Después de la Segunda Guerra Munidal los mejores modelos de Mercedes-Benz también estaban disponibles como cabrios, como desde el 170 S (W 136) a partir de 1949, el 220 (W 187) a partir de 1951 y los 300 S (W 188) a partir de 1952, justo antes de que los Ponton Cabriolet 220 S (W 180) y 220 SE (W 128), entre 1956 y 1960 precediesen a los W111 y W112.

Mercedes Clase S Cabrio 2016 teaser

El mes que viene conoceremos todos los detalles del último de la estirpe. Sabemos que  equipará lo último en sistemas de protección contra el viento como AIRCAP, ARISCARF (calefacción a modo de bufanda a la altura del cuello), apoyabrazos calefactables, asientros traseros calefactados, climatizador inteligente automático… y por la única imagen disponible hasta ahora, todo parece indicar que tendrá capota de lona.

¿Y los motores que montará el Mercedes Clase S Cabrio? Apostamos porque tendrá la misma oferta mecánica… que, si incluye el V8 biturbo del Mercedes-AMG S 63 Coupe llegaría a la friolera de 585 CV. Un digno rival del BMW Serie 6 Cabrio 2015 e incluso del Bentley Continental GTC, pero no adelantemos acontecimientos.

Fuente: Daimler
Galería de fotos:

Ver galeria (9 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta