En nuestra prueba del MINI Cooper S (recuerda, 192 CV) su dinamismo nos cautivó. Desde entonces ya no es la versión más potente de este urbano de lujo, sino que, como cabría esperar, llegó el MINI John Cooper Works 2015, poniendo sobre el asfalto nada más y nada menos que 231 CV de potencia. Y, en Reino Unido, el lugar donde hace ya unas cuántas décadas nació la marca ha debido parecerles poco capaz, han lanzado el MINI John Cooper Works Challenge, una edición limitada a 100 unidades perfecta para quienes tengan pensado utilizar este coche en circuito.

Todas estas unidades, con el volante a la derecha, se han creado desde el equipo de competición de la marca. Cuenta con la mecánica del MINI JCW, el propulsor 2.0 TwinPower Turbo, que rinde 231 CV y un par máximo de 320 Nm, asociada a una transmisión manual de 6 velocidades. A pesar de que el peso del conjunto aumenta 10 kg, hasta los 1.290 kg, conserva intactas las cifras de prestaciones. Alcanza 246 km/h de velocidad máxima y apenas precisa 6,3 segundos alcanzar 100 km/h desde parado.

MINI John Cooper Works Challenge 2016 - 1

Y a partir de aquí, las novedades. Para empezar, el MINI John Cooper Works Challenge cuenta con un nuevo paquete aerodinámico, desde nuevos pasos de rueda que ensanchan su carrocería. Se debe a que monta neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2S 215/45 R17 (de serie 205), sobre llantas forjadas de 17 pulgadas 1,5 kg más ligeras que las de serie. Cuenta también con mayores tomas de aire y un alerón más generoso, que puede ser de fibra de carbono con el Pro Aerokit JCW, que incluye un escape con terminales de carbono.

Tras las llantas encontramos un nuevo equipo de frenos delantero, formado por unos discos perforados de 330 milímetros de diámetro y unas nuevas pinzas firmadas por Mintex. Pero lo más especial son los amortiguadores coilover firmados por Nitron, fabricados en titanio y aluminio, que pueden regularse en altura, extensión y compresión (permiten incluso variar las caídas de las gomas de competición).

MINI John Cooper Works Challenge 2016 detalle - 2

¿Nos dejamos algo? Sí, el diferencial delantero se ha reemplazado por uno mecánico Quaife que incrementa su capacidad de tracción a la hora de abrir gas. Por cierto, cuesta 32.000 libras (algo más de 40.000 euros, si bien el cambio actual de la libra juega a nuestro favor). A ese precio, si lo ofrecen en el continente, auguramos que venderían unas cuántas unidades….

Fuente: MINI
Galería de fotos:

Ver galeria (13 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta