Ya conocemos todos los detalles de la variante más potente del MINI Countryman 2017, el MINI John Cooper Works Countryman, una versión que toma el motor de cuatro cilindros de 2.0 litros de inyección directa que ya emplean otros modelos del grupo y que entrega 231 CV y 350 Nm de par entre las 1.500 y 4.500 rpm. Nada mal para un SUV del segmento B (que ya no es tan pequeño como antaño).

Con este propulsor, idéntico al que emplean los MINI JCWMINI JCW Clubman, el Countryman se convierte en un auténtico SUV de altas prestaciones. Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 228 km/h. Se encarga de enviar la potencia a las cuatro una caja de cambios manual de seis relaciones o automática Steptronic de ocho que no afectan alas prestaciones, tan sólo al consumo (7,4 l/100 km para la versión manual y 6,9 l/100 km el automático).

mini-countryman-john-cooper-works-2017-3

mini-countryman-john-cooper-works-2017-4
mini-countryman-john-cooper-works-2017-5

Para controlar este torrente de potencia la tracción a las cuatro ruedas ALL4 cuenta con el control de estabilidad DSC, en esta versión con un calibrado específico capaz de variar la entrega de par entre los ejes delantero y trasero. En realidad, se trata de un tracción delantera hasta que el tren trasero detecta pérdidas de adherencia, si bien una simulación electrónica de autoblocante reduce el subviraje delantero. También equipa control de tracción dinámico y diferencial electrónico en el eje delantero.

Motor potente, tracción total y, obviamente, la puesta a punto del chasis es específica. El tren de rodaje ha sido modificado y goza de tres modos de conducción, Green, Mid y Sport que los regulan de forma conjunta mediante el Dynamic Damper Control y que se ajusta en función de las condiciones. La suspensión ha recibido una puesta a punto especial, para ser más firme y tiene un sistema de frenado firmado por Brembo con pinzas de cuatro pistones en el eje delantero.

mini-countryman-john-cooper-works-2017-interior-1

Semejante arsenal de tecnología puede apreciarse a simple vista ya que el Mini John Cooper Works Countryman 2017 dispone de un paquete aerodinámico más agresivo y eficaz en el apartado aerodinámico, con nuevas tomas de aire frontales, que sobresalen desde la carrocería en el frontal, mientras que en la zaga no falta un difusor y las salidas de escape dobles de la zaga. Llantas de gran tamaño, nuevos logotipos únicos y un color Rebel Green especial que solamente puede encontrarse en esta versión completan las diferencias estéticas con las convencionales.

No hay cambios en el tamaño interior del habitáculo ni en los 450 litros de capacidad del maletero, así que seguirá siendo un coche más práctico que la anterior generación (ver prueba). Sí encontrarás en esta variante más racing asientos deportivos tapizados en cuero/Alcántara con las costuras en color rojo, un volante de diseño exclusivo, pomo del cambio JCW y muchos otros elementos en el amplísimo catálogo de opcionales de la firma.

Fuente: MINI
Galería de fotos:

Ver galeria (16 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta