Si el multimillonario Bruce Wayne se dedicase a los negocios seguramente echaría mano del Mini Tumbler, un carro de golf que se diseñó exclusivamente para el director, guionista y productor Ray Griggs. Esta creación nos recuerda mucho al Tumbler de Batman, una réplica del Batmóvil casera que construyó un estadounidense de Michigan en su garaje.

Este majestuoso vehículo ha sido creado por Marc Irvin, de la compañía Marcs Creature Company, y se realizó por el amor de Griggs a la saga Batman. Este pequeñito carro de golf se había dejado ver en los estudios Warner Bros en California junto al Batmóvil original de la película.

Mini Tumbler Batcart 1El Mini Tumbler, que puede alcanzar una velocidad de 61 km/h, tiene un chasis de un buggy corriente de la marca EZ-Go, aunque el resto está completamente personalizado. El dueño se gastó la friolera de 21.800 euros para dotarlo de frenos de disco, baterías nuevas, suspensión deportiva, ruedas personalizadas, antirrobo, base para iPad, luces y retrovisores.

Además, también hizo hincapié en poner asientos de cuero ajustables y el logo de Batman en la columna de la dirección. Una de las cosas que más llaman la atención son sus neumáticos Super Swamper de 28 pulgadas, como vemos en las imágenes.

Mini Tumbler Batcart 4Con el paso del tiempo, Irvin decidió poner a la venta el Mini Tumbler a través del portal de subastas eBay. ¿Encontró comprador? Sí, el cual se gastó nada más y nada menos que 12.700 euros. Aunque pensándolo fríamente, tampoco es una cantidad desorbitada teniendo en cuenta el coste que se dejó el creador en este carro de golf. La compañía eBay no desvela la identidad del comprador, aunque quien compre algo así, imaginamos que busca algún tipo de repercusión.

En este vídeo puedes observar cómo diseñaron este carrito de golf y con qué soltura se movía en los estudios de cine Warner Bros.


Fuente: Marcs Creature Company
Galería de fotos:

Ver galeria (9 fotos)

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta