Los accidentes de automóvil son la principal causa de mortalidad entre jóvenes de 18 y 24 años de todo el mundo. Y en Europa es peor. Según Ford, en nuestro continente los que están en ese rango de edad tienen el doble de probabilidad de fallecer en un accidente de tráfico. Y es que llega el verano, las terracitas, las cervecitas, los festivales de música y los viajes a la playa y nos relajamos. Superamos el aforo del coche, la velocidad máxima permitida o nos tomamos una caña de más. Y creemos que no pasa nada, pero sí pasa; en verano se registran más accidentes mortales, sobre todo entre Julio y Septiembre. La encuesta realizada por Ford entre más de 6.500 jóvenes europeos de Alemania, España, Francia, Italia y Reino Unido en junio de 2016 revela datos no muy positivos para la seguridad vial:

• El 43% ha enviado mensajes de texto. Si recordáis, hace unos años un grupo europeo llamado Jóvenes conductores responsables se propuso exhibir los peligros de enviar mensajes de texto mientras se conduce. Los resultados fueron ataques de nervios por declararse incapacitados para conducir y enviar, sin errores gramaticales, mensajes.
• El 36 % ha respondido llamadas telefónicas y lo que resulta más asombroso: el 11% ha visto vídeos en el móvil mientras conducía.
• El 13 % admite haber conducido después de beber alcohol.
• El 26 % ha tenido un accidente.
• El 20 % ha sido detenido por la policía mientras conducía.
• El 45% admite que le tienta la idea de superar el aforo del coche con amigos.
• El 25 % que aceptaría subir en el coche de alguien que ha bebido.
• El 24% que conduciría después de haber consumido drogas.

No hace falta recordar las impactantes campañas de la DGT para asumir que son datos muy preocupantes. La seguridad pasiva y la activa hacen mucho por nosotros, pero somos los únicos que podemos tomar decisiones determinantes, y ser conscientes de que no estamos solos en la carretera no parece algo tan obvio.

¿Cuestión de sexo?

Siempre se ha cuestionado si el género influye en el comportamiento al volante, y parece que el estudio realizado por Ford asegura que sí: “La mayoría de muertes de jóvenes conductores son protagonizadas por conductores masculinos”. Confirma así que son más propensos a practicar conductas de riesgo, y añade: “Los jóvenes varones son tres veces más proclives que las conductoras a distraerse con peatones atractivos. El 25 por ciento ha sido detenido por la policía frente al 16 por ciento de mujeres y suelen rebasar los límites de velocidad, utilizar el teléfono móvil mientras conducen o conducir bajo los efectos del alcohol más a menudo”. Los detractores querrán hablar.

Un microinfarto para concienciar

Ford ha publicado un vídeo parodia dirigido a jóvenes imprudentes. En él promocionan adultos hinchables diseñados para disuadir conductas peligrosas al volante, ya que según la encuesta “hasta un 57% de conductores jóvenes admite que conduce de manera más segura si sus padres o abuelos están en el coche, y el 41 % asegura que asumen más riesgos si viajan amigos en el coche con ellos”. En el spot se muestra a los “Instadultos”, un producto ficticio con forma de adulto hinchable que aparece repentinamente cuando el conductor o conductora está conduciendo de manera irresponsable, o estableciendo relaciones demasiado cercanas con otros jóvenes. Un accesorio que no estamos seguros de que produjera ataques al corazón en vez de conciencia vial. Con este spot, Ford aprovecha para promocionar el programa Ford, conduce tu vida, un curso gratuito de formación para jóvenes entre 18 y 24 años.

Si ni siquiera en modo automático estamos a salvo de sufrir un accidente, imaginad si lo hacemos viendo vídeos o haciéndonos selfies. Necesitamos urgentemente adultos hinchables que, a base de sustos, quiten las ganas de hacer el gamba al volante.

Fuente: Ford España.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta